Aspectos históricos de la fisiología

CANARIAS7

Tratamos en el artículo de este lunes sobre la evolución histórica de la fisiología humana, esa ciencia extraordinaria que trata de explicar el complejo funcionamiento del organismo humano y que, a pesar de los grandes avances de la medicina en este campo, son muchos los aspectos que quedan por conocer o aclarar e igual de compleja es la historia de esta rama de la medicina, en la que han participado dando su aportación desde tiempos remotos muchos hombres de ciencia.

Este análisis nos permite conocer el pensamiento médico con respecto al funcionamiento del cuerpo humano a través de los tiempos y darnos cuenta como, poco a poco, han ido apareciendo ideas y conceptos que han creado paulatinamente las bases para el desarrollo de la fisiología humana. El discurrir de esta ciencia ha sido progresivo y tranquilo, a veces con fuertes rupturas y en ocasiones con saltos hacia atrás.

En la ciencia es importante conocer el pasado para comprender mejor el presente y tener la mente abierta ante la creación de nuevos conceptos en el futuro, ya que está en constante evolución.

¿En qué consiste la fisiología? En el estudio de las funciones y el funcionamiento normal de los seres vivos, los procesos químicos y físicos que ocurren en las células, órganos y tejidos de diversa índole que componen el organismo, así como sus interacciones entre los diferentes sistemas (nervioso-endocrino-digestivo-respitarorio-cardiovascular-muscular) y con el medio ambiente.

Etimológicamente la palabra fisiología procede del griego physis que significa naturaleza y logos, que quiere decir lógica, estudio o regla.

El pensamiento de Aristóteles (322-384 antes de Cristo) y su énfasis en la relación entre estructura y función marcó los primeros pasos en la antigua Grecia de lo que posteriormente se conocería como fisiología.

Hipócrates probablemente sea el merecedor de ser uno de los primeros fisiólogos de la historia, ya que su concepto de vida incluye los adjetivos de homogénea y general.

Galeno nació en Pérgamo en el año 129 después de Cristo. Ocupa un lugar especial en la historia de la medicina; aunque su maestro fue Hipócrates, elaboró su sistema propio de ver la medicina, utilizando sus propias experiencias. Está considerado el primer investigador experimental en medicina, tuvo una influencia extraordinaria durante siglos. En el Medioevo sus escritos adquieren un valor canónico; se convierte en autoridad absoluta hasta que en el Renacimiento que se revisan sus postulados.

Durante el Renacimiento la anatomía se centró únicamente en la estructura, olvidando por completo la función. Debemos destacar el interés despertado entre los grandes artistas de la época con su máximo exponente en el genio universal Leonardo da Vinci. Apreciamos en las obras y descripciones un divorcio entre la descripción y la función, reconociendo la genialidad de sus dibujos que desafortunadamente muchos de ellos fueron encontrados muchos años después de su fallecimiento.

Jean François Fernel nació en Montdidier en 1497, realizó los estudios elementales en su tierra natal y muy joven se trasladó a París, donde primero estudió matemática y astronomía; creó la primera medida moderna del grado de longitud terrestre.

Estudió medicina, graduándose en 1530, llegó a ser profesor de Medicina en París, escribiendo numerosos libros. El más famoso de todos Medicina, volumen de 630 páginas, fechado el 18 de noviembre de 1553, fue uno de los textos de medicina más leídos en los siglos XVI y XVII y se reimprimió cerca de 30 veces, se divide en tres secciones que son:

-Fisiología.

-Patología.

-Terapéutica.

En ellos se desprende de sus lastres medievales y adopta una postura moderna frente a la patología, abandona la tradición de limitarse a ejemplos individuales y generaliza a partir de sus experiencias, sobre todo en las patologías cardiovascular pulmonar, digestivo y urinario.

Los padecimientos se ilustran con anotaciones personales de Fernel, quien con frecuencia añade los hallazgos de autopsias.

Tuvo gran éxito como médico, teniendo entre sus pacientes a Enrique II, Catalina de Médicis y Diana de Poitiers.

Introdujo en el léxico médico el término fisiología para describir el estudio de las funciones corporales.

Logró, producto de su dedicación y esfuerzo, una gran reputación como médico y llego a ser médico de la corte francesa. El cráter lunar Fernelius se llama así en su honor. Corrigió varios errores de Galeno y Aristóteles en cuestiones médicas.

Como dato de interés podemos destacar que Fernel expuso en el siglo XVI que la grasa podía activar las papilas gustativas humanas, idea rechazada los científicos de esa época. Siglos después, en el año 2001 en investigaciones universitarias se probó que su teoría era plausible.

Fernel ha contribuido de manera trascendental al desarrollo de la ciencia médica, representó el espíritu y deseo de renovación de su época.

Al hablar de fisiología debemos mencionar a figuras posteriores de gran relevancia como el médico inglés William Harvey que describió en el siglo XVII el sistema circulatorio expuesto en sus libros con gran claridad y el francés Claude Bernard que en el siglo XIX sus investigaciones condujeron al concepto de medio interno, que más tarde seria retomado como homeostasis por el fisiólogo estadounidense Walter Cannon.

La fisiología se estableció como una materia especifica y separada de la anatomía en la mayor parte de las facultades y escuelas de medicina de Europa a partir del siglo XVIII.