Fútbol: UD Las Palmas

Asdrúbal: "Me molesta que solo me destaquen por correr, tengo otras virtudes"

22/05/2014

EL ariete grancanario se ha ganado un puesto en el primer equipo de Las Palmas a base de compromiso y pundonor. Sin embargo el canterano reinvindica un papel de protagonista y, tras superar una lesión muscular, confía en contribuir ahora en el ascenso y jugar la próxima temporada en Primera División.

— No ha vuelto a jugar desde que se lesionó hace un mes y medio. ¿Cómo se encuentra?

— Aunque me recuperé hace un par de semanas, en esta es cuando realmente me he sentido bien. Me ha venido bien parar unas semanas porque me notaba muy cansado después de jugar tantos partidos. Llevo dos años arrastrando una lesión de pubis y la temporada anterior con el filial tuve que jugar los últimos partidos infiltrándome. En esta temporada he tenido que pincharme para poder jugar.

— ¿Temió perderse el final de Liga?

— Cuando caí lesionado ante el Hércules pensé que me había roto el pubis y que estaría sin jugar más tiempo. Afortunadamente solo fue una microrrotura. Los primeros dos partidos me los perdí por la lesión, pero los últimos tres han sido por decisión técnica porque, admito, no estaba para jugar al máximo. Ahora ya me encuentro muy bien, estoy a tope. Agradezco su trabajo al fisio Juan Naranjo porque me he podido recuperar. 

— Es un jugador que destaca por su entrega. ¿Su pundonor le ha podido pasar factura?

— A un canterano en su primer año en el primer equipo no le pueden faltar las ganas y la entrega. Luego las cosas te pueden salir mejor o mejor, pero tienes que salir al campo a darlo todo. Agradezco que la gente valore que sudo la camiseta, pero también me molesta un poco que solo se valore eso porque da la sensación de que es la única característica que tengo, y creo que soy un futbolista que tengo más virtudes. 

— El compromiso y la calidad no son virtudes incompatibles.

— No lo es y yo lo voy a demostrar, pero hasta ahora solo se me ha reconocido por mi trabajo en el campo. Es mi primer año y poco a poco me tengo que ir adaptando a la categoría y mejorando mi rendimiento. En un equipo tiene que haber de todo, unos que den asistencias, otros que metan goles y otros que corran. Además de trabajar, también he marcado tres goles en la Liga y he dado asistencias. Estoy muy contento con el año que he hecho, pero no me conformo. Mi padre [Félix Oramas] me ha inculcado que debo tener siempre hambre y creo que lo he demostrado en el campo.

— Ya no está Masoud. ¿Se ve jugando ante el Recreativo?

— Ojalá pueda volver a jugar unos minutos contra el Recreativo, pero Tana está muy bien y Nauzet también puede volver a jugar. La competencia es muy dura, y lo importante es que el equipo gane el domingo. 

— ¿Qué ha supuesto el técnico, Sergio Lobera, para su carrera?

— Solo tengo palabras de agradecimiento para el entrenador. Me hizo debutar pero, sobre todo, me ha dado continuidad aunque yo me haya ganado con trabajo su confianza. No es nada fácil, y más con la plantilla que tenemos, meter a un canteranos a jugar. Las gracias se las doy en el campo.

— Ha participado en 30 partidos de Liga y cuatro de Copa.

— Nunca lo habría imaginado al comienzo de la temporada. En pretemporada soñaba con jugar en Segunda B y tener alguna oportunidad con el primer equipo. Pero no había jugado aún en Segunda B cuando viajé al partido de Vitoria ante el Alavés. No jugué ese partido, pero para mí supuso un gran paso. Recuerdo que al día siguiente el filial jugaba en Huesca y Juanito me propuso irme con el segundo equipo y no lo dudé. Cogí un coche y ayudé al filial. Luego debuté con el primer equipo, y hasta ahora. Ya se me ha quitado de la cabeza que soy un canterano, me considero uno más porque he madurado como persona y como profesional. Y aunque ha sido un año redondo, no me conformo.

— ¿Con qué sueña Asdrúbal?

— Soñaba con jugar en la Unión Deportiva hace menos de un año y lo he conseguido. Ahora quiero jugar con este equipo en Primera División, algo que también logró mi padre, y se puede cumplir dentro de unas semanas. Si no podemos subir de forma directa lo tenemos que conseguir en la promoción. Este equipo y la afición se lo merecen.

— Tiene ficha de filial y varios clubes lo han seguido. ¿El futuro?

— Quiero seguir creciendo con la UD. El sueldo no es algo que me preocupe en estos momentos. Creo que con trabajo y compromiso la recompensa al final llegará. Antes quiero ascender.

— ¿Cómo ha encajado el vestuario el tropiezo en Valdebebas? ¿Descartan el ascenso directo?

— Como una gran ocasión perdida, era el partido. Pero nos hemos concienciado de que si queremos tener alguna oportunidad de ascenso directo tenemos que ganar los tres partidos que nos quedan. Estamos bien y tenemos enfrentamientos contra rivales que dejan jugar. Además confiamos en que el Eibar tropiece en las últimas jornadas.