Antonelli: "Podemos amar sin pena muerte"

28/06/2008

A los acordes triunfales de Handel se izó hoy la bandera del arco iris en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el primero de Canarias en ondear el símbolo LGTB, mientras la actriz Carla Antonelli proclamaba: "Ya podemos amar sin pena de muerte ni fichas policiales".

El Ayuntamiento de la capital tinerfeña acogió hoy por primera vez la celebración del Día del Orgullo Gay con representantes de colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales y de las principales instituciones de Canarias, entre ellas el presidente de la Comunidad Autónoma, Paulino Rivero.

El acto estuvo marcado por el carácter festivo y la celebración con música de Abba y una "drag queen" de nombre "Farinelli" pero que lució un diseño inspirado en Frida Kahlo, según explicó a Efe, y que culminó con una suelta de globos multicolores desde los balcones del Ayuntamiento mientras sonaba "Over the rainbow".

La actriz Carla Antonelli, natural del municipio tinerfeño de Güímar, leyó un manifiesto en el que afirmó que hoy "es un día de alegría y cargado de colores y esperanza" en el que el colectivo LGTB se muestra "orgulloso de sus años de lucha".

"No olvidamos a las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Santa Cruz que han quedado tristemente por el camino y que hoy no pueden vivir este día histórico", aseveró Antonelli, quien precisó que se ha logrado abolir las leyes "que nos encarcelaban y torturaban".

El colectivo ha logrado que sus demandas se incluyan "en la agenda política" pero hay que seguir la lucha, pues aunque España es hoy un referente internacional en este ámbito para las personas que en otros países aún "viven en el infierno y miran hacia aquí", hay que ser también "críticos", añadió.

Carla Antonelli pidió "no caer en el error del conformismo porque la "LGTBfobia" aún existe, también aquí, en Santa Cruz".

Aún queda mucho por hacer, entre otros, por los transexuales "condenados" a ejercer la prostitución porque no pueden acceder a otras profesiones y reclamó para este colectivo una cobertura sanitaria para poder vivir "con dignidad y no humillados".

"No somos enfermos psiquiátricos", proclamó Antonelli, quien también afirmó que la bisexualidad "existe y es una opción tan legítima como las demás por lo que no toleraremos la bi-fobia".

Reclamó una educación libre de prejuicios desde la etapa infantil y que vele por el respeto, y gritó: "no a las máscaras y a la hipocresía".

Alertó además de que hay "algo que no funciona" porque los jóvenes LGTB siguen viviendo situaciones de acoso en los colegios, al tiempo que las personas de la tercera edad "tienen que volver a meterse en el armario" cuando llegan a residencias o centros de día.

También recordó que este es el año de la visibilidad lésbica, pues las lesbianas deben ser visibles "con mayúsculas" y en las grandes políticas, en las partidas presupuestarias, en la sanidad, la educación y en los programas de inseminación artificial.

"Visibilicemos la lucha que aún nos queda por hacer porque es nuestro momento, es nuestro año y este es el primer paso del camino hacia la igualdad real", señaló Antonelli.

El presidente canario, Paulino Rivero, recordó que a petición del colectivo LGTB se ha proclamado el 17 de mayo como Día contra la Homofobia en la Comunidad Autónoma y afirmó que la jornada de hoy implica "un gesto, un compromiso" para una sociedad más tolerante, libre, respetuosa y con oportunidades para todos.

En el acto, al que no asistieron representantes del PP, también intervinieron el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, y la concejal de Cultura y Bienestar Social, µngela Mena.