Antona y Tavío miden en las urnas sus apoyos

El Partido Popular en las Islas llega a las urnas tras un mes más propio de las páginas de sucesos que de la crónica política. Asier Antona contra Cristina Tavío, un cara a cara que dirimirá este jueves el escenario electoral del congreso que los conservadores celebrarán en Infecar el 18 y el 19 del recién estrenado mes de marzo.

Asier Antona parte como favorito para revalidar la presidencia regional del PP, un hecho que le tocó en suerte hace diez meses por estar en el lugar adecuado en el momento apropiado. Tras la defunción política de José Manuel Soria y su implicación en los papeles de Panamá.

Hoy se sabrá si Antona pasa el corte como candidato único al congreso. O, por contra, se conocerá si Cristina Tavío, asociada con Enrique Hernández Bento en una misma plancha, consigue los suficientes apoyos para mantener el pulso vivo hasta el final.

En la mayoría de las agrupaciones locales del Partido Popular en las Islas habrá dos urnas. Una para votar al candidato, y otro para elegir a los compromisarios. Estos serán los que tengan el voto decisivo en el congreso en caso de que ambos candidatos lleguen activos a esa cita. Solo podrán votar hoy los que se hayan inscrito para participar –unos 4.000– y estén al corriente de las cuotas. Para pasar como único candidato se requiere alcanzar un 50% de los votos, ganar en al menos en cuatro islas y marcar una ventaja de 15 puntos con el oponente.

En principio, Antona cuenta con conseguir esos tres aspectos. La polémica consignación de avales de la pasada semana, en la que el actual líder de los conservadores presentó 3.086 avales, por los 282 de Tavío y los 250 de Hernández Bento, fue una muestra del control orgánico que ahora mismo maneja. El presidente popular ha sido acusado por sus rivales, incluido el descabalgado Juan José Cardona, de haber coaccionado a los afiliados, manipular y ocultar el censo electoral y, además, falsear la mayor parte de los avales.

Durante el último mes, los candidatos alternativos han ido a la caza pública de Antona. Enrique Hernández Bento valoró la opción de judicializar el proceso y recusar al comité organizador del congreso, acusado de parcialidad a favor de Antona.

Al final ha quedado más ruido que nueces. Mientras esto sucedía, el presidente regional de los populares ha ido constatando adhesiones a su proyecto político. Afianzado por Génova, donde se le ha dado mando en plaza y atribuciones completas para liderar el partido en Canarias, y con el control orgánico de gran parte de los núcleos de poder en las Islas. Cristina Tavío, por contra, argumenta su experiencia y su conocimiento de la fontanería del partido como aval de su proyecto.