Ambición y cantera como reclamos

Tira de historia la UD Las Palmas pero su apuesta más ambiciosa de las últimas temporadas tiene nombre propio en la figura del canterano. Bajo el lema El pasado no decide el futuro, lo decides tú, el representativo presentó ayer su campaña de abonados. Arranca un nuevo reto para captar fieles.

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

Por segundo año consecutivo, fue la Casa de la Orden del Cachorro Canario el escenario elegido para arrancar un nuevo proyecto. Pocos lugares como el de la emblemática guarida de Vegueta resume a la perfección los valores de la UD más canaria que se recuerda, precisamente su mejor y más sentido reclamo para intentar llenar las gradas.

Acudió fiel a la cita su máximo dirigente para vender el producto. Un Miguel Ángel Ramírez que promete ambición y presume de cantera, sus dos principales avales para convencer a una afición más exigente que de costumbre por los tiempos de crisis económica que corren.

Anunciaba el presidente que «los precios serán los mismos», pero exponía también nuevas fórmulas de descuentos, como la promoción Trae un amigo.

«El objetivo de Las Palmas para este año es tratar de luchar por jugar el Playoff de ascenso, ese es el mínimo que nos marcamos. El club va a contar con algo más de dos millones de euros menos de presupuesto, la caída de patrocinadores ha sido brutal, no tenemos esponsor para los partidos en casa, pero lo que no queremos es dejar de ser ambiciosos. Damos un paso al frente gracias a ese trabajo que hemos venido realizando con la base», añadía Ramírez.

A pesar de contar con las dificultades económicas, el mensaje desde la casa amarilla es totalmente optimista. «Tenemos depositadas mucha confianza en esta campaña, en la sensibilidad de nuestros aficionados. Que tengan claro que si ellos no van en la misma dirección, este club más tarde o más temprano dejará de tener sentido. La apuesta por los jugadores de nuestra tierra tiene que ir acompañada del aliento de los aficionados», asevera el propio presidente.