Agüimes, criadero de caracoles

Caracoles Canarios de Agüimes, primera granja de cría y distribución de Canarias y la más grande de España, pone a la venta los primeros 1.000 kilos a un precio muy competitivo respecto al marroquí, que es el que  se comercializa en las islas. Es ecológica y todo fueron elogios en la primera cata en el restaurante El Alpendre.

Carlos y Borja  Ledesma, hermanos de 24 y 26 años de Agüimes, degustaban un día unos buenos caracoles al estilo tradicional cuando se les ocurrió la idea de indagar sobre este campo porque según tenían entendido, los caracoles que se estaban comiendo venían de afuera, de Marruecos concretamente, y llegaban congelados.

Tanto fue lo que indagaron que estuvieron dos años preparándose, estudiando, visitando granjas de la Península hasta que se vieron lo suficientemente formados como para iniciar en mayo pasado el montaje de su primera planta de cría y distribución del caracol vivo común cabrilla y una novedad en el mercado canario, el helix aspersa, más grande y carnoso y requerido por paladares gourmet.

La granja helicícola, además de haber generado en este corto tiempo siete empleos, está ubicada en Vargas, mide 13.500 metros cuadrados, de los que  10.000 son para reproducción y cría y el resto para instalaciones, frigoríficos y laboratorios.