Aguacate, zanahoria y aloe vera... para el bronceado más ecológico

EFE/ELENA SÁNCHEZ LASO

El aguacate, la zanahoria o el aloe vera, ingredientes claves de los bronceadores ecológicos, son la principal alternativa para evitar que los miles de veraneantes que cada año usan bronceadores convencionales elaborados a partir de sustancias químicas, contaminen su piel y el medio ambiente. Los agentes químicos de los bronceadores convencionales son absorbidos por la piel del cuerpo y en el mar los bañistas dejan un rastro en el agua que puede afectar a la fauna marina, explica en una entrevista con Efeverde, Hervé Cuitard, responsable de Ecopasión, empresa especializada en venta por internet de productos ecológicos. Se trata de evitar "confusiones" entre los distintos bronceadores y primar los productos ecológicos sobre los químicos ya que el aguacate, además de ser un potente antioxidante, aporta a la piel vitaminas A, D y E, mientras que el aloe vera regenera la dermis sin contaminar. La zanahoria es rica en betacaroteno, pigmentos vegetales de color naranja absorbidos por la piel que se convierten en vitamina A protegiendo de los rayos ultravioletas y retrasando el envejecimiento celular. Además, defiende Cuitard, la eficacia de las cremas solares ecológicas ante los rayos Ultra Violeta (UV-B), responsables de las quemaduras solares, está asegurada por el uso de aceites vegetales cuya función es bloquear estos rayos y actuar como una pantalla que provoca una "sombra" sobre la piel. En España el uso de bronceadores ecológicos va en aumento y así provincias como Madrid o Barcelona encabezan el ránking de compra de estos productos, seguidos por el País Vasco o Murcia, afirma el empresario para quien el principal problema, es convencer al consumidor de que "lo ecológico no es caro sino que es invertir en salud." Los bronceadores ecológicos, a la venta en tiendas "on line", herbolarios o centros especializados, tienen un precio de venta entre los 15 y 18 euros para botes de 250 ml y con un factor de protección solar (FPS) de 20 ó 40. En farmacias, donde no es fácil encontrar bronceadores ecológicos, el precio de los convencionales oscila entre los 19 y 21 euros los botes de 200 ml con un FPS de 30 ó 50. Para los ecologistas, no hay duda de que las cremas solares ecológicas son una gran alternativa y así la ONG Greenpeace incorpora una venta "on line" de estos productos en su página web. Cuitard asegura que la calidad de lo ecológico es "superior" a cualquier producto del mercado ya que son emulsiones sin derivados de petróleo. En el caso de los bronceadores, lo certifican los sellos internacionales que muchas cremas solares llevan incorporadas. De esta manera, el sello europeo Ecocert certifica la ausencia de transgénicos, parabenos, fenoxietanol, nanopartículas, silicona, perfumes y colorantes sintéticos, además de ingredientes de origen animal y el carácter biodegradable o reciclable de los embalajes.