Adiós a la mayoría absoluta

Las próximas elecciones del mes mayo traerán consigo el fin de la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Así lo afirma el sondeo realizado por Técnicos de Socioanálisis (TSA) al que ha tenido acceso CANARIAS7 y que confirma el hundimiento del PP en Gran Canaria.

El próximo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria surgirá de la alianza de al menos dos partidos algo difícil si se tiene en cuenta que el PP sumaría mayoría con el PSC o con Podemos. Esa es la foto fija que emana de la encuesta de TSA que realiza una estimación electoral para los próximos comicios del 24 de mayo.

En concreto, la lista que encabeza el actual alcalde, el conservador Juan José Cardona, se hunde de los 16 ediles actuales a la horquilla de 10 u 11. La caída en intención de voto con respecto a 2011 es de casi 15 puntos. El PP obtuvo el 44,8% de los votos en los anteriores comicios y la estimación de voto a día de hoy cae hasta solo el 30,1%.

Si hoy se celebrasen las elecciones el PSC también caería pero de manera menos acentuada. La candidatura de Augusto Hidalgo obtendría entre 6 y 7 ediles frente a los 9 de 2011, pasando del 23,9% de los votos a 19,5%, un descenso de 4,4 puntos.

El partido que irrumpe con fuerza en el Ayuntamiento es Podemos. La lista de confluencia bajo el nombre Las Palmas de Gran Canaria Puede y que lidera Javier Doreste pasaría a obtener el 16,7% de los votos emitidos lo que supondría entre 5 y 6 asientos en el salón de plenos.

Otra de las organizaciones que aterrizan en el Consistorio capitalino es Ciudadanos. Según la encuesta realizada por TSA, la plancha que encabeza Beatriz Correas podría obtener entre dos y tres ediles. El partido de Albert Rivera cosecharía el 8,5% de los votos en sus primeras elecciones municipales.

Por último, Nueva Canarias cierra este Ayuntamiento de 29 concejales y cinco fuerzas políticas. Pedro Quevedo, candidato nacionalista, mejoraría sus resultados con respecto a 2011. Nueva Canarias ganaría un concejal teniendo 3 sillones frente a los dos actuales. La estimación de voto crece casi tres puntos, del 6,4% obtenido en los pasados comicios al 9,1% que estima la encuesta que cosecharía si hoy se celebrasen las elecciones.

La marcha de Nardy Barrios de la primera línea política ha herido de muerte a Compromiso por Gran Canaria. El partido, que se presenta en alianza con Unidos por Gran Canaria, se hunde y pierde su representación en la capital. Unidos solo obtendría el 1,9% de los votos frente al 7,2% que obtuvo Compromiso en las elecciones de 2011 y que supusieron dos concejales.