Adán Martín defiende una política común específica para las islas de la UE en materia de inmigración

21/09/2006

Adán Martín inauguró hoy el seminario 'La gestión de la inmigración irregular en las islas de la UE', del que esperó salga la petición a la UE de una política común para estas regiones en materia de inmigración y un estatus específico que regule las aguas territoriales. Dijo que Canarias no va a negar el acogimiento y reclamó más medios para Frontex.

ETIQUETAS:

El presidente del Gobierno canario, Adán Martín, defendió hoy la necesidad de que las islas de la Unión Europea (UE) se unan y reclamen a las instancias comunitarias el desarrollo de una política común específica para las islas en materia de inmigración, teniendo en cuenta la pequeña dimensión de estos territorios.

Así lo indicó el presidente durante su intervención en la inauguración del Seminario ‘La gestión de la inmigración irregular en las islas de la Unión Europea’, que se celebra hoy y mañana en la sede de Presidencia del Gobierno canario en Santa Cruz de Tenerife y que reúne a representantes de Canarias, Baleares, Guadalupe, Creta, Isla de Man, y Sicilia, así como del Parlamento y la Comisión Europea y del Gobierno español.

Asimismo, estimó que del seminario también debe salir una propuesta encaminada a conseguir un estatus específico que regule las aguas territoriales de las islas o conjunto de islas de la UE, “una herramienta que daría un mayor control a estas zonas y sobre cómo y quiénes navegan por sus aguas”.

En esta línea también se pronunció el secretario ejecutivo de la Comisión de islas de la CRPM, Jean Didier Hache, quien esperó que este seminario sirva para reflexionar sobre los proyectos y objetivos “ambiciosos” a plantear a la UE, entre los que junto a la política común citó una mejora del control de fronteras y seguridad.

Jean Didier esperó que el encuentro sirva para compartir experiencias de la situación que atraviesan estas regiones insulares, que presentan la “paradoja” de ser un territorio estratégico y al mismo tiempo frágil y consideró que la “dolorosa” experiencia de Canarias “puede servir de ejemplo para otras regiones de la UE”.

En su intervención, el presidente del Gobierno canario consideró que este encuentro debe servir para desgranar una serie de acciones concretas, encaminadas a que Europa confeccione y ponga en práctica esa política específica para sus territorios insulares. Al respecto, recordó que esta línea de trabajo que continúa la trazada en la ‘Resolución sobre Inmigración Clandestina’ aprobada en mayo de este año por la XXVI Comisión de las Islas de la CRPM reunida en Creta.

Adán Martín precisó que en este documento consideraba que la UE debía intervenir “con urgencia” y con todos los medios para apoyar a las regiones insulares en la gestión de los flujos irregulares y reclamaba más coordinación e intercambio de información en materia de visados y control de entradas, para desarrollar esa política común.

Martín aseguró que esta acción común debe ir acompañada de una política de seguridad para evitar, sobre todo, la pérdida de vidas en el mar y poder detectar a tiempo las embarcaciones con inmigrantes irregulares apenas iniciado su viaje.

Además, defendió que esta política común “no es una petición inconsciente”, ya que se trata de territorios que reúnen unas características similares que justifican la adopción de medidas en este sentido.

En esta línea, indicó que se trata de territorios con una superficie muy limitada, lo que supone un mayor impacto socioeconómico y que esa condición de islas y lejanía del continente las hace un espacio más vulnerable a la llegada de inmigrantes irregulares, puesto que es más difícil vigilar y blindar las fronteras marítimas.

Reforzar un Frontex "ineficaz"

El presidente del Gobierno canario indicó que el Archipiélago ha asistido “impotente” a la llegada diaria en los últimos meses de embarcaciones “endebles que logran burlar los inoperativos controles” y son avistadas apenas a unas millas de las costas y aseguró que Canarias no va negar “en ningún momento ni el acogimiento ni la atención de estas personas, pero no podemos seguir de esta forma, porque la inmigración incontrolada, sin saber quien entra, se convierte en un problema de seguridad”, sentenció.

En este sentido, reiteró sus críticas al operativo Frontex, “que se ha manifestado en gran medida ineficaz” e insistió en la necesidad de reforzarlo, ya que estimó que son escasos los medios materiales y personales destinados a este dispositivo europeo para el control en esta zona marítima “muy extensa”.

Una situación que aseguró “ya lo sabe la UE”, de donde recordó han partido declaraciones que reconocen el fracaso del sistema, como las realizadas por el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell en las que afirmaba que “el Frontex suena muy bien, pero en realidad no es nada”, recordó Martín.

26.000 personas en 2006

El presidente del Gobierno canario precisó que unas 26.000 personas han llegado a Canarias en lo que va de año en cayucos y pateras, que aseguró es “más del doble de la población de la isla de El Hierro”, con 10.500 habitantes.

Adán Martín indicó que uno de los problemas que comparten las regiones insulares de la UE es la inmigración irregular, que se ha convertido “en una de las mayores crisis humanitarias de la UE en los últimos años y en preocupación más grave de los canarios”, afirmó.

Martín sostuvo que estas regiones insulares representan plataformas logísticas sobre el mar para sus países y su posición las conviertes en territorios privilegiados como núcleos estratégicos, pero también sirven como puerta de entrada a Europa para la inmigración irregular y son los primeros que se enfrentan a este grave problema.

Un fenómeno del que dijo “lo peor es la cantidad de vidas que se quedan por el camino” y recordó que unas 3.000 personas han muerto este verano tratando de alcanzar las costas europeas desde África, según cifró hace unas semanas el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable del Área de Libertad, Seguridad y Justicia, Franco Frattini.