Una investigación revela que un oficial de las SS nazis murió en una celda siria en 2001

11/01/2017

El oficial austriaco de las SS nazis Alois Brunner, responsable de la deportación de 125.500 judíos europeos a los campos de concentración durante las Segunda Guerra Mundial, habría fallecido en una celda siria en 2001, según una investigación realizada por dos periodistas franceses.

La investigación, publicada por Hedi Aouidj y Mathieu Palain en la revista trimestral 'Revenue XXI', recoge información de tres de los guardaespaldas de Brunner que demuestra que murió en Siria poco después de la muerte del presidente sirio Hafez al Assad en 2000.

En una entrevista con una radio pública Aouidj ha asegurado que Brunner habría trabajado para el Gobierno de Siria, donde entrenaba a miembros del servicio de Inteligencia. "Entrenó al círculo más íntimo de Al Assad. Recibía un salario del régimen de Damasco", ha señalado Aouidj.

Las cosas empeoraron para Brunner cuando el actual líder sirio, Bashar al Assad, tomó el relevo de su padre en julio de 2000. El oficial nazi fue encerrado en una celda hasta su muerte en condiciones deplorables.

Hasta ahora, se pensaba que Brunner había muerto en 2010 en Damasco, donde huyó en 1954 y vivió bajo la protección del Gobierno, según informó en 2014 a Reuters el Centro Simon Wiesenthal, que lleva los registros de los criminales de guerra nazis, aunque admitió que nunca se pudo hacer un estudio forense sobre la muerte de Brunner.