Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de abril

Un joven secuestrado por el grupo terrorista Abu Sayyad logra huir nadando en Filipinas

Reuters/EP

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un hombre indonesio perteneciente a la tripulación de un remolcador capturado por la organización yihadista Abu Sayyad, vinculada al Estado Islámico, ha logrado huir al saltar del barco y nadar hasta la costa, según ha anunciado este miércoles un portavoz del Ejército filipino. Milicianos pertenecientes al grupo Abu Sayyaf capturaron el pasado 23 de junio a Mohammad Safyan, de 28 años, junto a otros seis miembros de la tripulación del barco en el que viajaban, cuando pasaron cerca de las islas situadas en el sur de Filipinas. Residentes de la Isla de Joló vieron a Safyan flotando cerca de la costa y acudieron a su rescate. De acuerdo con el portavoz del Ejército filipino, el comandante Filemon Tan, Safyan escapó del lugar donde estaba retenido durante la noche, tras ser amenazado por los milicianos islamistas con ser degollado.

"Nos han comunicado que pudo escapar corriendo y nadando hacia mar abierto", ha declarado Tan. "No tenemos ninguna información sobre el resto de hombres secuestrados pero las tropas situadas en la zona han recibido la orden de utilizar todos los medios disponibles para localizar y recatar a los rehenes", ha añadido.

Los miembros de Abu Sayyaf, que operan principalmente en las zonas musulmanas de Filipinas, que cuenta con una población mayoritariamente cristiana, han desarrollado una reputación de secuestradores sin escrúpulos. En los últimos meses, su actividad se ha centrado en el mar de Sulú, localizado entre Indonesia y Filipinas, debido a que cerca de las costas han aumentado los controles y la seguridad. El grupo rebelde, que ha jurado lealtad al Estado Islámico, degolló recientemente a dos canadienses que secuestraron en un resort turístico en la costa, después de que la fecha límite para pagar su rescate venciera. Tan ha declarado que a día de hoy, Abu Sayyaf mantiene secuestrados a 15 rehenes extranjeros, entre ellos un noruego, un neerlandés, cinco malasios y ocho indonesios. El presidente filipino, Rodrigo Duterte, dio órdenes la semana pasada al Ejército de destruir al grupo terrorista, ya que, según alegó, Filipinas se arriesga a ser "contaminado" con la influencia del Estado Islámico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios