Fundéu BBVA: los nombres no oficiales de las leyes, con iniciales minúsculas

EFE

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) recuerda, en una nota que ha difundido hoy, que los nombres no oficiales de las leyes y demás textos legales se escriben con iniciales minúsculas. Los nombres oficiales de los tratados, los acuerdos, las convenciones, así como los de las leyes y otros textos legales se escriben con inicial mayúscula en los sustantivos y los adjetivos: "Tratado de la Unión Europea"; "Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales"; "Ley 3/2003, de 14 de marzo, sobre la Orden Europea de Detención y Entrega". Como excepción, la nueva Ortografía académica señala que si el título de un texto legal es demasiado extenso, se escribirá en cursiva o entrecomillado y solo se utilizará inicial mayúscula en la primera palabra: "Directiva 2004/107/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de diciembre de 2004, relativa al arsénico, el cadmio, el mercurio, el níquel y los hidrocarburos aromáticos policíclicos en el aire ambiente". Sin embargo, en muchas ocasiones los medios de comunicación se refieren a ellos con nombres que los identifican pero que no son los oficiales: "La Ley Sinde podría llegar a Europa"; "Hungría cambia su Ley Mordaza como exige la UE"; "La Ley Antitabaco extendió la prohibición de fumar a lugares públicos como en bares, restaurantes, parques y lugares de ocio infantil". En estos casos, indica la Fundéu BBVA, que trabaja con el asesoramiento de la Real Academia Española, si se emplea un nombre distinto del oficial -completo o abreviado-, debe escribirse con iniciales minúsculas (excepto en los nombres propios): "ley Sinde", "ley mordaza", "ley antitabaco". Esta recomendación, fruto de un acuerdo entre la Fundéu BBVA y la Secretaría de Estado de la Unión Europea, tiene como objeto el buen uso del español en las informaciones sobre asuntos europeos. EFE