El obispo de Canarias agradece a Benedicto XVI sus casi 8 años de pontificado

EFE

El obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, ha agradecido este sábado al Papa Benedicto XVI sus casi ocho años como "pastor de la iglesia y guía en el conocimiento de Cristo y de su amor", en una eucaristía celebrada este sábado en la Catedral Santa Ana, en Las Palmas de Gran Canaria.

Dos días después de que se formalizara la renuncia al pontificado, Cases ha aprovechado su homilía para afirmar que Benedicto XVI ha sido el primero en mostrar "las deformaciones" de la fe cuando ésta se vive como sentimiento y rutina, "una fe que no empapa la vida sino que es superficial, fragmentaria e incoherente, cansada y tediosa, falta en consecuencia de alegría y entusiasmo".

La salida de la crisis en la fe pasa "necesariamente" por el "encuentro gozoso" con Cristo, ha defendido el Obispo de Canarias, quien, recordando citas de Benedicto XVI, ha agregado que la fe "es decidirse a estar con el Señor para vivir con él", y ese estar con él lleva a comprender "las razones por las que se cree".

"Benedicto XVI queda para todos nosotros particularmente como una referencia para ser creyente en el momento actual", ha resaltado Cases.

Tras reiterar que la fe es una de las grandes cuestiones "permanentemente tratadas, pensadas y rezadas" por el teólogo Ratzinger y Benedicto XVI, Francisco Cases ha pedido que se "avive y forme esa fe".

Durante la homilía, el obispo de Canarias ha abogado por una fe formada, que sea recia, madura y adulta, alejada del sentimentalismo y la rutina; que se viva con los demás en la Iglesia; que se vincule con una esperanza firme; que actúe por la caridad y, además, que se haga presente en la sociedad.

Cases ha resaltado que un 19 de abril de 2005 los cardenales eligieron como papa a "un sencillo y humilde trabajador en la viña del Señor" y que, casi ocho años más tarde, Benedicto XVI ha visto "acercarse y llegar el límite de sus fuerzas".

Para Francisco Cases, el reconocimiento de Benedicto XVI de sus limitaciones físicas e incapacidad para ejercer bien el ministerio que le fue encomendado, ha sido "la última lección de su fe, su confianza en el Señor, su amor a la Iglesia".

"Gracias, Señor, Pastor de tu Iglesia, por el Hermano y Pastor que nos regalaste, Benedicto XVI. ?l nos deja en el corazón la confianza de que tú no abandonas nunca a tu Iglesia, y seguirás cuidándola y guiándola con un nuevo sucesor de Pedro, un pastor según tu corazón", ha concluido el obispo de Canarias.

Durante la eucaristía, Francisco Cases, también ha pedido a Dios "que asista al Colegio de los Cardenales en la elección" del nuevo papa que sustituirá a Benedicto XVI.