El acusado del triple crimen de Degaña pasará mañana a disposición judicial

EFE

José Manuel Álvarez Fernández, el minero de 42 años acusado de matar con un machete al padre, al hermano y al novio de su exmujer, Silvia Brugos, en Degaña (Asturias) pasará mañana a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas del Narcea, que ha decretado el secreto de la causa. Entre tanto, según han informado a EFE fuentes de la Guardia Civil, el presunto autor del triple crimen, nacido en León, continuará detenido en el cuartel de la Guardia Civil de Cangas del Narcea, al que fue conducido ayer por la tarde y desde el que se están efectuando las diligencias e interrogatorios. Desde primera hora de la mañana también se encuentra en el domicilio de las víctimas el equipo de laboratorio de la policía judicial de la Guardia Civil de Oviedo para tomar muestras y continuar con las investigaciones iniciadas ayer. El acusado del triple crimen fue localizado en el municipio leonés de Toreno a las dos horas de producirse los crímenes, que tuvieron lugar en el domicilio de las víctimas hacia las 5:45 horas de ayer lunes, 23 de mayo, cuando la familia estaba durmiendo en la vivienda donde también se encontraban los dos hijos del presunto agresor, de 6 y 11 años. Los fallecidos son Jorge Marqués Vado, de 36 años y actual pareja de la exmujer del presunto agresor; el padre de ésta Manuel Ángel Brugos Álvarez, de 61 años, y su hermano, Roberto Brugos Rodríguez, de 33 años. Silvia Brugos, concejal socialista electa en el Ayuntamiento de Degaña, continúa ingresada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde ha sido atendida de una puñalada que le provocó un neumotórax, entre otras heridas que, en principio no hacen temer por su vida, como tampoco las que sufrió su madre, Isabel Rodríguez García. La Guardia Civil da por seguro que estos crímenes, en los que el agresor utilizó un machete de grandes dimensiones, responden a un caso de violencia machista, pese a que no había denuncias de malos tratos.