Adán Martín: "Que paguen los pecadores, pero no justos por pecadores"

20/02/2006

El presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, afirmó hoy que el “estado generalizado de sospechas” creado como consecuencia de los acontecimientos en torno al concurso eólico no puede hacer que las personas que, presuntamente, están implicadas en la trama, sean juzgadas por la sociedad antes de que lo hagan los tribunales. “Que paguen los pecadores, pero no justos por pecadores”, expresó tras las sesiones plenarias celebradas hoy en la Cámara regional para la creación de una comisión de investigación sobre este asunto.

ETIQUETAS:

Martín afirmó que se deben exigir responsabilidades a quienes las tengan, aunque precisó que también se debe “guardar el honor de las personas”. Tras expresar su satisfacción porque la Justicia esté actuando y porque en el Parlamento “también se busque la verdad”, que a su juicio es lo que garantiza a los ciudadanos que “quien la hace la paga”, indicó que lo que no se ha de hacer es emprender una “caza de brujas en una política en la que todo valga”.

“A los canarios no nos gusta que nos consideren a todos bajo una sospecha generalizada; todo el Gobierno está trabajando en conseguir sus objetivos, en la búsqueda de la verdad con las armas que tiene, y con el tiempo se verá”, señaló en declaraciones a los medios. En cuanto a la afirmación del presidente del grupo Popular, José Manuel Soria, relativa a que fue el PP el primero en solicitar la creación de una comisión de investigación, indicó que lo realmente importante es que se llegue “al fondo del asunto”, para lo que seguirá “defendiendo a todos los canarios”, añadió.

El jefe del Ejecutivo aseguró que desde el principio ha “defendido todas las comisiones de investigación que sean necesarias” para disipar las “dudas”, aunque insistió en la necesidad de eliminar este “ambiente de sospechas”. Reiteró que el Gobierno pretende “buscar la verdad y conseguir que se haga justicia”, para lo que, precisó, suspendió el concurso y se personó en la causa.

Por último, recordó que mañana comparecerá en la Comisión de Hacienda y Presupuestos, en la que se abordarán las supuestas irregularidades cometidas por la Dirección General del Tesoro en 2002, porque lo considera “importante” y un acto de responsabilidad como presidente del Gobierno regional.