5 años de cárcel para un cura que robó más de 530.000 euros a una anciana

06/05/2009

El sacerdote Benigno Moure, presidente de la mayor red asistencial de Galicia, la Fundación San Rosendo, ha sido condenado a cinco años de prisión como autor de un delito continuado de apropiación indebida de los bienes de María Vázquez Cobela, una anciana que residió los últimos 15 años de su vida en uno de sus 48 geriátricos.

Así lo confirmó el Tribunal Supremo en una sentencia en la que también condena al cura a una multa de inhabilitación para presidir, gestionar o representar una institución de carácter asistencial durante cinco años y no durante tres, como había acordado la Audiencia Provincial de Orense en abril del pasado año.

Moure, de 77 años, fue el mentor de un plan para transferir a su fundación la herencia de la fallecida, más de 530.000 euros entre capital físico y propiedades. Los hechos ocurrieron en 2003 y para ello contó con dos aliados inestimables para engañar al banco: la demencia senil de la mujer y la ayuda de un notario amigo, Alejo Calatayud, al que el tribunal le mantiene una multa de 3.600 euros por falsedad documental.

El plan del cura parecía perfecto. Además, contaba con el 'visto bueno' de la anciana enferma. Sin embargo, todo se fue al traste con la aparición sorpresiva de un familiar de María, su sobrino, que había sido nombrado tutor de la mujer a petición de la fundación, después de que un juez hubiese reconocido la incapacidad legal de ésta y de que su marido falleciese como consecuencia del Alzheimer.

Hasta entonces, según la sentencia, Moure estaba convencido de que la anciana, ingresada en la residencia 'Os Gozos' de Pereiro de Aguiar (Orense), carecía de herederos, por lo que transfirió "ilícitamente" todo su patrimonio a la fundación tras actuar como poseedor de sus bienes con la facilidad que le daba figurar como autorizado en las cuentas. En total, transfirió a su fundación 495.758 euros y cargó gastos, sin soporte documental, por valor de otros 37.433 euros.