5.000 personas dicen "no a la macro cárcel" en el Sur

17/08/2008

Desafiando la marea alta unas 5.000 personas aproximadamente, según los convocantes, acudieron con pitos y carteles a la Playa del Inglés para formar una cadena humana a la orilla del mar de unos cinco kilométros de longitud desde el Anexo II del Centro Comercial hasta las dunas para manifestar su total rechazo a la construcción de la macro cárcel de Juan Grande.

Javier Guedes, uno de los portavoces del Consejo de Vecinos del Castillo del Romeral, manifestaba poco antes de la finalización de la convocatoria que “la cadena humana posiblemente podría llegar hasta el Faro de Maspalomas”, a tenor de la respuesta de la gente. De hecho, son muchos los turistas ingleses y alemanes que están pasando el día en la playa que se han interesado por la protesta, incluso han participado en ella.

Guedes ha reconocido que existía un cierto temor a que la convocatoria fuera un fracaso en cuanto al número de asistentes al tratarse de un día festivo en el mes de agosto. “Pero está resultando muy tranquila y todo un éxito”.

El espíritu festivo ha sido la tónica dominante de esta jornada que se ha visto animada por la llegada de numerosos barcos pesqueros del Castillo del Romeral que han hecho patente su protesta con sirenas y mostrando pancartas que reflejan su oposición a la macro cárcel. Para tener constancia de esta multitudinaria cadena humana, se han grabado imágenes de la misma desde un avión que sobrevolaba la zona.

Javier Guedes afirma que el éxito de esta convocatoria “no será un punto de inflexión” tras la críticas que ha cosechado este colectivo por los abucheos que recibió esta semana el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, a su salida de un restaurante. “Nosotros, desde hace bastante tiempo tenemos muchos apoyos”. “Aquello fue un hecho puntual. No se puede tachar a un colectivo por la acción incontrolada de unos cuantos”.

Sin embargo, la protesta no finalizará aquí, Guedes ha explicado que la próxima semana está prevista una reunión de vecinos para cerrar los últimos flecos sueltos de la manifestación que tendrá lugar en la capital grancanaria el día 12 de septiembre. Además, la próxima semana está pendiente una reunión entre abogados del Consejo y del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, a partir de la cual, los vecinos podrían interponer denuncias a la corporación local por presunta prevaricación.