3.000 firmas contra el carril guagua de Siete Palmas

CANARIAS7

La asociación de empresarios Zona Comercial Abierta de Siete Palmas ha presentado 3.000 firmas contra el nuevo carril guagua de Siete Palmas, que se ha proyectado en sentido bajada desde Pintor Felo Monzón a Juan Carlos I. El colectivo critica que el Ayuntamiento obvie su petición.

Los empresarios de la zona comercial abierta Bulevar Siete Palmas han remitido un comunicado en el que denuncian que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha desdeñado las 3.000 firmas presentadas por registro contra el nuevo carril guaguas que en breve entrará en funcionamiento en las avenidas Pintor Felo Monzón y Juan Carlos I. «El Consistorio de Las Palmas de Gran Canaria, ese que presume de fomentar el dialogo entre los distintos colectivos, ha obviado la petición realizada, mediante la presentación en el registro de 3.000 firmas, de empresarios, vecinos y usuarios de la Zona Comercial Abierta de Siete Palmas, de la no instalación del carril guagua», exponen los afectados. «A nuestro entender a el Ayuntamiento capitalino, le trae sin cuidado que la instalación de dicho carril guagua signifique acabar con el tejido empresarial de la zona comercial abierta de Siete Palmas, así como destruir los puestos de trabajo que estas empresas ofrecen, ya que dicha medida traerá consigo la destrucción de más de 250 plazas de aparcamiento, bastante necesarias en la zona ya que la misma tiene una gran carencia en este respecto». Asimismo, denuncian que los contenedores de residuos domiciliarios que se han tenido que reubicar en la calle, se han colocado sobre las aceras, lo que entorpece el tránsito de los viandantes. «En definitiva, que las medidas arbitrarias que toma el Ayuntamiento, no sólo no benefician a nadie, sino que traen consigo graves trastornos para la ciudadanía en general», recoge el comunicado de los empresarios de la zona comercial abierta. El carril guaguas ha tenido un coste de casi 89.000 euros. Cuando entre en funcionamiento, se eliminarán unas doscientas plazas de aparcamiento libre y otras veinte plazas de estacionamiento regulado en la zona azul, como consecuencia de la reubicación de los contenedores y las zonas de carga y descarga.