Plante de los médicos contra el Gobierno

13 años de lucha, a la basura

15/11/2010

El recorte presupuestario que el Gobierno canario quiere aplicar como medida para reducir el gasto en el ámbito sanitario y así afrontar la crisis económica, devolverá a los médicos a la situación profesional que vivía en 1997. En ese año se reivindicó con una huelga, la primera tras las transferencias de las competencias sanitarias a Canarias, el permiso de licencia de vacaciones y que se ratificó en un pacto.


A esta protesta le siguió una segunda en 2000, que concluyó con un acuerdo al año siguiente y que colocó los criterios salariales, el coste de las horas de guardia, la exención de las guardias para los mayores de 55 años, y el cobro de incentivos por productividad de los profesionales, entre otros aspectos, al nivel de la media nacional. El tercer acuerdo se produjo en 2007-2008 con el que se alcanzó una de las reivindicaciones más ansiadas por el colectivo: la carrera profesional, un complemento retributivo en función de los años trabajados.


El contenido de estos tres pactos logrado por los «profesionales en estos últimos trece años puede acabar en la basura», según pretende la administración canaria. «Quieren suspender todos nuestros logros alcanzados desde entonces en los términos que crea conveniente», asegura Isidro Rexachs, presidente del Sindicato Profesional de Médicos de Las Palmas. Estos acuerdos contienen todos «los derechos que los profesionales», la mayoría adquiridos a golpe de huelga, añade. «Parece como si los médicos debiéramos pagar la mala gestión de los políticos», señala Rexachs. El representante sindical, que se reunió el martes pasado con el consejero de Sanidad, Fernando Bañolas, y el viernes con los portavoces parlamentarios del PSOE -Francisco Hernández Spínola y Dolores Padrón- puntualiza que utilizará las «herramientas que sean necesarias para frenar este disparate».