1.125 dependientes han muerto sin recibir ayudas

Desde la puesta en marcha de la Ley de la Dependencia en Canarias han fallecido 1.125 dependientes durante la tramitación del expediente. Estos datos se desprende de una respuesta a la pregunta realizada en el Parlamento de Canarias por la diputada socialista Paquita Luengo. El 67% de los fallecidos no tenía la resolución.

Desde que entró en vigor la ley de la Dependencia el 1 de enero de 2007 han fallecido en Canarias 1.125 dependientes. El 83% de estos fallecidos residían en las islas de Tenerife y Gran Canaria. Así se desprende de los datos aportados por la Secretaría General Técnica del Servicio de Planificación y Apoyo a los Servicios Sociales al Parlamento de Canarias en contestación a una pregunta de la diputada socialista Paquita Luengo.

En Tenerife se han registrado 480 fallecidos durante la tramitación de su expediente. De estos, 305 lo hicieron sin contar con la preceptiva resolución del grado y nivel de dependencia. Le sigue Gran Canaria con 462 fallecidos. De los cuales 355 fallecieron sin tener su resolución. En tercer lugar se sitúa La Palma con 89 fallecidos. «Son personas delicadas de salud que no pueden estar esperando eternamente a que le lleguen las ayudas de la dependencia», afirma Paquita Luengo, diputada del PSC.

Del total de fallecidos el 67% no tenían la resolución de grado y nivel previo en ese momento. Tan sólo el 29% de estos dependientes contaban con una resolución de grado y nivel de dependencia cuando fallecieron. Sólo 20 dependientes de los fallecidos tenían realizado su Plan Individual de Atención (PIA) previo a la asignación de las ayudas lo que supone el 1,7% del total. El derecho a recibir las ayudas no desaparece cuando fallece el beneficiario. En ese caso, Bienestar Social deberá abonarla desde la fecha de entrada del expediente en el Registro hasta la fecha de defunción.

La diputada socialista Paquita Luengo insta al Gobierno de Canarias ha agilizar la tramitación de los expedientes que se quieren acoger a la ley de la Dependencia. «En estos momentos la tramitación está centralizada en Tenerife. Todo tiene que pasar por ahí. Eso hace que el proceso sea lento, tortuoso y casi eterno. Defienden la insularidad y luego no aplican este concepto en la tramitación de los expedientes de la Dependencia», afirma Luengo. Por ello reclama un papel más activo de las administraciones locales e insulares en el desarrollo de la Dependencia.

Más información en el periódico CANARIAS7