100 afiliados del PP en Fuerteventura expulsados por burofax

16/08/2008

Aproximadamente 100 afiliados del PP en Fuerteventura, algunos de ellos concejales en distintos ayuntamientos, han sido expulsados por medio de varios burofax firmados por “Juan Santana Reyes como presidente de la Junta Transitoria del PP en Fuerteventura”.

En las cartas de expulsión se explica que el motivo es haber asistido reiteradamente a reuniones o asambleas convocadas por Domingo González Arroyo, suspendido en militancia, y como presidente del Partido en la Isla, por presentar y mantener la moción de censura en el Ayuntamiento de La Oliva.

Entre los expulsados se encuentran concejales como Paco Artiles, (concejal del PP en Tuineje), quien informa que “son mas de cien expulsados por burofax, entre los que se encuentran los siete concejales del PP en el municipio de La Oliva, el concejal en Pájara, Aniceto Rodríguez, también esta paralizada la actividad del Comité Local de Puerto del Rosario, y en Tuineje han expulsado a históricos como Juanito Hernández”.

Paco Artiles, al igual que el resto de los afiliados, no reconoce la expulsión y recuerda que los estatutos señalan que “no se pueden dar altas ni bajas de afiliados una vez formalizada la fecha del próximo Congreso Regional”, por lo tanto, añade Artiles, “ante lo que nos encontramos aquí es ante un ‘pucherazo’, una limpieza de mas de cien personas de las cuales muchas podrían haber sido compromisarios en el próximo Congreso”.

Los afiliados expulsados califican de “vergonzosa y exagerada la actuación de la Comisión Gestora”, no reconociendo la “suspensión de militancia” de la que han sido informados por burofax, sin una reunión o convocatoria personal previa.

Los partidarios de González Arroyo denuncian que esta habiendo una persecución dentro del Partido, que consideran “una caza de brujas, para dejar preparado el camino al próximo Congreso Regional”, y añaden algunos de los expulsados, “les será fácil ganar un Congreso del que han expulsado anteriormente a los críticos”, pero avisan, “aún no esta todo dicho”.

Entre los temas pendientes de resolución, seguramente por vía judicial, se encuentra la titularidad y uso de las cuentas bancarias del partido, las llaves de los locales (dos de ellos propiedad de Domingo González Arroyo), y la documentación interna del partido.