10.000 estudiantes y un atasco

El municipio de Arucas fue ayer un auténtico hervidero, de gente, de actividad... y de coches. Unos 10.000 estudiantes de Secundaria, llegados de todos los municipios de la Isla, tomaron las calles del casco durante la celebración del XV Encuentro de Educación Secundaria. Pero tanto joven hizo que los coches quedaran atascados.

Desde primera hora de la mañana de ayer unos 10.000 estudiantes de enseñanzas medias, de entre 12 y 17 años, llegaban al casco de Arucas para celebrar la XV edición del Encuentro de Educación Secundaria. El Cine Rosales, el Recinto Ferial, el Museo Municipal y su salón de actos, la sede de la Fundación Mapfre Guanarteme, el Parque Municipal, la Plaza de San Juan, la de Sureda, el Polideportivo Barreto y el IES Domingo Rivero se convirtieron en escenario de las múltiples actividades deportivas, culturales y de ocio que se desarrollaron. Los estudiantes, pertenecientes a 65 Institutos de Enseñanza Secundaria y Centros de Enseñanza Obligatoria, disfrutaron participando en talleres de pintura, química, baile, batuka, música, deporte... El objetivo no era otro que convertir Arucas en el escaparate de las múltiples actividades extraescolares que se llevan a cabo cada curso escolar en los centros educativos de la Isla. Pero no todo fue ayer tan positivo en el municipio norteño. Para no olvidar. Este encuentro, organizado por el Ayuntamiento de Arucas, a través de su Concejalía de Educación, la Comisión de Vicedirectores de Gran Canaria y la Dirección General de Promoción Educativa, ha dejado huella en el municipio. Miles de conductores se vieron atrapados en un monumental atasco. El acceso al casco histórico se cerró, con lo que la rotonda de acceso a la ciudad se convirtió en un auténtico embutido. Muchos critican la falta de previsión por parte de las autoridades competentes. Mientras los jóvenes estudiantes cruzaban de un lado a otro de la ciudad ?desde la zona del polideportivo hasta el casco histórico?, los coches esperaban pacientemente que pasara una eternidad. Hasta que la cola se convirtió en interminable.

Temas

Arucas