Gonzalo Calzadilla y Pedro Nel, elaborando el menú. / j.l.r.

Un encuentro para el recuerdo bajo la mirada del Atlántico

Gonzalo Calzadilla (Restaurante Isla de Lobos) y Pedro Nel (Etéreo by Pedro Nel) unieron su talento con un sensacional menú cargado de recuerdos, matices y mucha calidad

José Luis Reina
JOSÉ LUIS REINA Las Palmas de Gran Canaria

El restaurante Isla de Lobos del hotel Princesa Yaiza (Lanzarote) fue el lugar donde se celebró un soberbio encuentro entre dos grandes de las cocinas en Canarias. Gonzalo Calzadilla, que además de un sol Repsol ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su interesante trayectoria, a pesar de su juventud, y Pero Nel, el incombustible chef colombiano, también con un sol Repsol, y que ha posicionado a su restaurante en Santa Cruz de Tenerife como uno de los más admirados y respetados del panorama regional.

Ambos, que además mantienen una gran relación personal, fundamental para poder trabajar mano a mano en una cocina, decidieron crear un menú para el recuerdo donde cada uno aportó su forma de ver la cocina, sus texturas, sus sabores y muchos guiños vitales, como ese caldo de gallina, hierbas de azotea y pandebono que preparó Nel para abrir la cena, o ese royal de cebolla y su caramelo de Calzadilla.

Algunos de los platos servidos en el menú. / J.L.R.

Todo ello en la placentera terraza con vistas privilegiadas donde se encuentra el Isla de Lobos. Cada plato era un mensaje del chef al comensal, un viaje sensorial sutilmente pilotado por los dos, que bailan tan bien en pareja como en soledad.

Un ravioli de morcillo negro y queso curado de Lanzarote sublime o el caldo de pescado con vieja soasada y azafranillo canario fueran algunas de las propuestas de Nel y Calzadilla, en un menú de 'Encuentros Atlánticos' que sorprendió gratamente a los afortunados comensales que pudieron disfrutarlo.