Davide, en un evento reciente celebrado en Las Palmas de Gran Canaria. / J.L.R.

Davide Musci, el italiano que triunfa con su vermut volcánico de Lanzarote

Llegó de Turín a Canarias con una idea en la cabeza y la ejecutó hace unos cuatro años y medio. Ahora su creación está presente en numerosos restaurantes de alta cocina y tiendas especializadas

José Luis Reina
JOSÉ LUIS REINA Las Palmas de Gran Canaria

Cuando él empezó a desarrollar Primo, el vermut nacido en Lanzarote y elaborado con Malvasía Volcánica, todavía no existía en Canarias el auge en producción que existe hoy de esta bebida. Esto le permitió hacerse un hueco importante en el mercado y sorprender a propios y extraños, que aplaudían la singularidad y calidad de este histórico acompañante del aperitivo, con una gran tradición y consumo en España.

Davide Musci, natural de Turín, vivía en Roma cuando conoció por primera vez Lanzarote durante unas vacaciones. A partir de ahí, se convirtió en uno de sus destinos frecuentes, hasta que el amor por la isla le animó a dar el paso y cambiar radicalmente su vida para mudarse de la capital de Italia hasta la isla de César Manrique. «Estaba cansado de una gran ciudad y necesitaba algo diferente. El primer vermut nació en Turín, a finales de 1.700, elaborado por Antonio y Beneditto Carpano. De ahí pasó a Francia y luego dio el salto a España».

Una combinación ganadora

«La idea de Primo surgió hace diez años, pero el producto final lleva en el mercado cuatro años y medio. No existía un vermut en Canarias, y sobre todo Lanzarote tenía que ser representada, que cuenta con la increíble Malvasía Volcánica, que es la base que utilizamos para nuestro vermut», señala Musci.

Sin entrar en muchos detalles, por aquello del secreto necesario de la fórmula del éxito, Davide apunta algunas pautas que sigue Primo para convertirse en el vermut volcánico por excelencia. «Lo primero es utilizar una base buena, un vino de calidad. Apostamos por uno de Lanzarote, con la variedad de Malvasía Volcánica de una bodega que cuenta con la Denominación de Origen», apunta el creador. «Después, nuestro secreto, la creación propia. Maceraciones de hierbas y estamos con una cantidad de azúcar por debajo de lo normal, para que se puedan apreciar todos los matices de la malvasía, pues es fundamental no esconder el vino que utilizamos con demasiadas hierbas y botánicos».

Davide, junto a Ferran Adriá. / Lancelot

Primo cuenta con el vermut blanco y el rojo, ambos disponibles en el mercado y con un carácter único que el consumidor aprecia. «El rojo no es muy oscuro, nosotros le damos el color con infusión de tuno indio y miel de palma, para utilizar productos autóctonos. El blanco, por su parte, es más suave, casi un semi, donde predominan los cítricos y el aroma de la malvasía, la nuez moscada y la canela».

El futuro pasa por seguir creciendo

En la actualidad, y a punto de cumplir los cinco años de vida, Musci hace balance de este tiempo. «Ante todo seguimos disfrutando del proyecto. Esto nació en su comienzo para disfrute personal y consumo propio. El primer lote fue de unas 2.000 botellas y ahora estamos alrededor de las 10.000. Tampoco es un gran número, pero la producción es limitada, vamos creciendo paso y paso y solo utilizamos vino de la Denominación de Origen de Lanzarote, por lo que eso hace que sea tan exclusivo».

«Vamos a sorprender con los productos que tenemos en mente sacar al mercado cuando ampliemos instalaciones y podamos aumentar la producción»

El mercado de Primo se fundamentan principalmente en Canarias, aunque también está presente en Madrid, Alicante y exporta a Italia y Reino Unido. «Tenemos mercado, pero de momento nos tenemos que centrar en nuestro mercado principal, que es Canarias». Musci, que también cuenta entre sus creaciones con un vino aromatizado quinado a base de Listán Negro, aunque en este caso solo sale con 600 botellas al año, confiesa que «estamos trabajando para poder ampliar instalaciones y elaborar nuevos productos que tenemos en la cabeza desde hace tiempo», remata Davide, que seguro logrará, una vez más, hacer su sueño realidad.