Cuernocabra sigue apostando por los vinos de Canarias