Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 22 de febrero
Nuria Marín. Efe
Junts se cobra venganza: rompe con el PSC en la Diputación de Barcelona

Junts se cobra venganza: rompe con el PSC en la Diputación de Barcelona

Hasta la fecha, socialistas y junteros gobiernan juntos la entidad provincial

Cristian Reino

Barcelona

Martes, 27 de junio 2023, 13:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Carles Puigdemont ha impuesto la línea dura en Junts tras la pérdida de la alcaldía de Barcelona. La dirección de la formación nacionalista ha decidido este martes, en una reunión de su ejecutiva, no reeditar la coalición de gobierno con el PSC en la Diputación de Barcelona. Hasta la fecha, socialistas y junteros gobiernan juntos la entidad provincial. Lo harán hasta el próximo 14 de julio. Pactaron hace cuatro años y la presidencia la lidera la socialista Nuria Marín, también alcaldesa de L'Hospitalet. La Diputación de Barcelona es una institución muy importante en clave local, pues maneja un presupuesto anual de mil millones.

Pero Junts considera que la operación Collboni, que dejó a Xavier Trias sin la alcaldía de Barcelona, tras el pacto del PSC con los comunes y el PP, es motivo más que suficiente para romper con los socialistas en la Diputación de Barcelona. El portavoz de la formación, Josep Rius, ha abogado por buscar una alternativa al PSC, con Esquerra y otras formaciones de tipo local como Tot per Terrassa. Entre las tres podrían sumar una mayoría para presidir el ente provincial, a pesar de que los sectores moderados del partido y voces municipalistas abogan por reeditar la entente con el PSC, que es la primera fuerza en la Diputación de Barcelona.

«Llevamos cuatro años escuchando lo de la agenda del reencuentro» y la operación Collboni «demuestra» que los socialistas apuestan por «todo lo contrario», según Rius. Para Junts, la elección del alcalde socialista, dejando a Trias con la miel en los labios, a pesar de ser el ganador de los comicios en la capital catalana, supuso un «antes y un después», que ya tiene consecuencias. En cuanto han podido, los junteros se han cobrado la venganza contra los socialistas, que pueden aúnpactar la presidencia de la Diputación con los comunes y el PP y Tot per Terrassa. «La Diputación no es de nadie, tampoco del PSC», según los postconvergentes.

Poco a poco, Junts va perdiendo presencia institucional. Hace ocho meses, decidió romper con ERC y salió del Govern. Si mantiene su posición en la Diputación de Barcelona y no logra formar una mayoría alternativa al PSC, también abandonará el Gobierno provincial. En paralelo, Carles Puigdemont, a través del Consejo para la República, ha llamado este martes al voto independentista para que sirva para bloquear el Congreso. El dirigente nacionalista solo permitiría una investidura de Sánchez a cambio de la amnistía y la autodeterminación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios