El Gobierno entra en el mercado para contener el alza de los pisos

03/05/2019

El Ejecutivo regional edificará 1.000 casas de media cada año en los próximos cuatro ejercicios, lo que supondrá doblar las cifras actuales de la promoción privada. Pondrá en marcha medidas para sacar al mercado las viviendas vacías, como ayudas a la reforma y garantías al arrendador

ETIQUETAS:

Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias está convencido de que generando mayor oferta de vivienda en el mercado de las islas se contribuye a contener los precios. De ahí su apuesta por el Plan de Vivienda de Canarias que prevé, entre otras medidas, la construcción de 4.000 viviendas en los próximos cuatro años. «Todos los expertos coinciden en señalar que poner viviendas en el mercado, bien en alquiler o venta, introduce correcciones en los precios», aseguró ayer el viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno regional, Francis Candil.

Las 4.000 viviendas que prevé levantar el Gobierno de Canarias arroja una media anual de 1.000 casas al año. Ese millar supone duplicar las cifras de la promoción privada: En 2017 se concedieron en Canarias 1.533 licencias de construcción de viviendas y en lo que llevamos de año las cifras superan las 1.600.

La acción del Ejecutivo elevará las viviendas en el mercado en las islas cada año hasta cerca de 3.000, lo que reducirá la presión de los precios, insiste Candil.

Ésta no será, sin embargo, la única medida que pondrá en marcha el Ejecutivo de Canarias para dinamizar el mercado inmobiliario de las islas y poner fin al problema de la escasez y los elevados precios.

El Gobierno prevé poner en marcha una línea de subvención a la rehabilitación para todos aquellos propietarios de viviendas vacías y que no las tengan en alquiler porque requiere de reformas. «Con el apoyo de la administración podrán reformar y poner en alquiler», manifestó ayer Candil.

Para favorecer la puesta en el mercado de las viviendas vacías que hay en el archipiélago, el Gobierno prevé implantar en el marco de este Plan de Vivienda de Canarias «garantías» a los propietarios para que, ante un incumplimiento en el pago del inquilino, el arrendador no se quede sin cobrar. Según indica Candil, esta medida existió en el pasado y sería volver a recuperarla para animar a los propietarios a sacar las viviendas vacías al mercado. Según el último estudio que realizó a mediados del pasado año la web pisos.com, en Canarias hay más de 138.000 viviendas vacías y cerradas que podrían ponerse en el mercado. Este portal inmobiliario coloca a Canarias como la octava región con más vivienda en esta situación. Ponerla en alquiler paliaría el problema de la falta de vivienda que se da en muchas zonas del archipiélago y además, según los expertos de pisos.com, aumentaría las rentas de las familias canarias con una propiedad vacía.

Bolsa de vivienda

El viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Francis Candil, plantea, dentro de este plan de vivienda, rescatar otra «gran medida» que funcionó con mucho éxito en los años previos a la crisis. Se trata de la bolsa de vivienda. Entonces estaba dirigida a los jóvenes pero en los próximos cuatro años la idea es que se amplíe a toda la sociedad, ya que el problema de vivienda ya no es solo de los jóvenes.

Otra de las actuaciones que llevará a cabo el Gobierno de Canarias es la rehabilitación de vivienda en determinadas zonas y con personal que se esté formando con fondos del Servicio Canario de Empleo (SCE). A través de Visocan y del SCE se puede actuar en estas zonas y conseguir dos objetivos: reformar viviendas, formar y emplear en el sector de la construcción.