Canarias plantea fijar un límite de alquiler vacacional

27/02/2018

El futuro decreto que regulará el alquiler vacacional en Canarias podría incluir un límite de plazas al igual que ha hecho Baleares, según ha anunciado este martes el consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno canario, Isaac Castellano.

Tras la presentación del estudio ‘El alquiler vacacional en Canarias 2017’, el consejero ha afirmado que el Gobierno contempla la posibilidad de que se establezcan diferentes estándares de proporcionalidad entre la oferta de vivienda vacacional y residencial.

En este sentido, consideró importante que el Gobierno de Canarias se reserve esta potestad con independencia de que los cabildos y los ayuntamientos puedan establecer este tipo de estándares en sus territorios.

La demanda de viviendas vacacionales creció el año pasado un 9,2% con respecto al año anterior, una variación que, para Isaac Castellano, no es tan importante como para condicionar el posicionamiento del Ejecutivo con respecto al futuro decreto.

No obstante, sí hay algunos datos que observa con preocupación, como el escaso número de viviendas vacacionales registradas en comparación con la oferta.

Por ello, el consejero avanzó que el futuro decreto podría contemplar que las plataformas donde se ofertan estas viviendas tengan que mostrar el número de registro; de no hacerlo, tendrán que ser retiradas.

Si bien el sector argumenta que no se registran porque las administraciones ponen pegas, Castellano aclaró que se están analizando diferentes alternativas, especialmente con los cabildos, como establecer un sistema telemático que facilite el registro.

Aumento de la demanda

Según el estudio, la demanda de viviendas vacacionales en Canarias, en 2017, fue de 1.468.144 turistas, un 9,19% de los 15.975.511 turistas que visitaron las islas, y la cuota de mercado subió medio punto respecto a 2016. Del año 2016 a 2017 se ha producido un aumento del 13,76% en la demanda de alquiler vacacional.

La oferta de plazas de apartamentos en Canarias se situó en 2017 en 168.222. Desde el año 2010, la oferta se ha reducido en 27.376 plazas, lo que significa un 14% menos que en el año 2010. De 2016 a 2017, la oferta de plazas de apartamentos se ha reducido en 1.412 plazas, lo que significa una caída del 0,84%.

La cuota de mercado del Todo Incluido ha bajado al 30,71% del total de la demanda, frente al 32,6% del año anterior. La demanda ha aumentado un 80,26% desde el año 2010 hasta el año 2017. Sólo en este último año, se ha pasado de 4.150.132 turistas, en el año 2016, a 4.254.593 turistas, en 2017.

Con respecto al canal, el año pasado se produjo un aumento de la oferta en las plataformas P2P respecto a 2016: El estudio analiza las nueve principales plataformas de comercialización de viviendas vacacionales y se identificaron 70.321 anuncios válidos de viviendas (frente a los 52.029 anuncios en el año 2016), 31.675 anuncios únicos (viviendas únicas computadas), con un porcentaje de repetición de anuncios del 45,43% (frente al porcentaje de 43,39% del año anterior).

La plataforma que más ha crecido en 2017 ha sido Booking, con un aumento del 115%. Las dos principales plataformas, Airbnb y Homeaway, acumulan el 55,79% de la cuota de oferta anunciada (frente al 61% del año 2016): Airbnb, tiene una cuota del 34,82% y un total de 23.900 anuncios, y Homeaway (Expedia), una cuota del 20,97% y un total de 14.393 anuncios.

La irrupción con fuerza de Booking muestra una tendencia de aumento de la competencia, buena para el mercado de la intermediación. Asimismo, se para la tendencia a la concentración y se ve una apuesta de las OTAs por el producto viviendas vacacionales.

Del estudio también se extrae que se matiene práticamente idéntico el número de comercializadores. Se identifican 7.900 comercializadores únicos (anunciantes distintos), frente a los 7.986 del año anterior, con una ligera reducción. De estos, existen 4.735 anunciantes que gestionan un solo inmueble, representando el 59,94% del total de anunciantes (frente a los 3.165, el 40,06%, en el año 2016). Éstos, que representan más de la mitad de anunciantes, gestionan el 16,32% de la oferta total de camas.

Más de 31.000 viviendas

En el inventario de viviendas vacacionales en Canarias, realizado sobre el año 2017, se cuantifican 31.675 viviendas, 1.744 más que 2016. Éstas agrupan 131.032 camas, 1.347 más que en el año anterior. De ello resulta una media de 4,14 camas por vivienda, ligeramente inferior a las 4,33 camas por vivienda de 2016. Del total de camas, 7.979 se ofrecen en habitaciones, el 36,86% (2.149 camas) más que el año 2016.

La oferta total de alojamiento en Canarias se estima en 572.910 camas. El total de regladas asciende a 441.878 camas. El total de viviendas vacacionales representan el 22,87% del total en 2017, reduciendo algo más de medio punto la cuota del 23,43% del año 2016.

Del total de camas en viviendas vacacionales se han contabilizado 61.071 camas situadas en micro destinos turísticos (el -5,63% menos que en el año anterior). Dicha oferta se ha reducido hasta el 45,89% actual sobre el total de la oferta de viviendas vacacionales (49,9% en 2016) y un 12,89% respecto al total de la oferta de alojamiento, en el conjunto de dichos micro destinos turísticos de Canarias (el 14,46% en 2016).

En cuanto a la oferta por islas, Tenerife sigue siendo la isla que más camas de viviendas vacacionales concentra: 52.435 camas y 12.493 viviendas. Concentra el 40,02% de la oferta total de Canarias. Recupera el peso de su oferta respecto al total de Canarias (en 2015 representaba el 40,01% del total de Canarias).

Gran Canaria, con 27.461 camas, 6.889 viviendas y el 20,96% de la oferta de Canarias, es la que tiene menor porcentaje respecto al total de la oferta de alojamiento de la isla: 16,27%. El Hierro pasa a ser la isla que mayor porcentaje de viviendas vacacionales concentra respecto al total de su oferta: 39,71%.

El precio medio de alquiler de viviendas vacacionales se situó en 99,98 euros en 2017, superando en más de 7 euros la media del año 2016: 92,69 euros. Las islas con mayor precio medio de alquiler de viviendas vacacionales son Lanzarote, con 106,67 euros por noche (107,23 euros en 2016), y Gran Canaria, con un precio medio de 105,31 euros por noche (112,78 euros, en 2016).

Fuerteventura es, de las cuatro islas con más turistas, la de menor precio medio, 92,38 euros, pero con una subida del 18,27% respecto a 2016 (78,11 euros). La Gomera es la isla que más ha aumentado su precio medio en un año, pasando de 58,86 euros en 2016 a 73,11 euros en 2017, esto es el 24,21% de variación interanual.

La estimación del gasto de los turistas en concepto de alquiler vacacional se cifró en 2017 en más de 720,8 millones de euros, lo que supone el 8,89% del gasto total de turistas en Canarias, que se situó en 17.764,3 millones de euros