Entrevista a la consejera de Turismo

Yaiza Castilla: «La alarma de la patronal por Thomas Cook era justificada»

19/01/2020

La titular del área de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, destaca que la quiebra del gigante Thomas Cook ha recordado al sector la necesidad de diversificar los mercados desde los que llegan los turistas, sino los modelos de comercialización. «Con la que ha caído, cerrar el año con 15 millones de turistas demuestra la solidez del destino canario», destaca la consejera.

ETIQUETAS:

— ¿Qué balance turístico hace del año que se acaba de cerrar?

— El balance que hago es positivo. Con la que ha caído, por hablar de una forma coloquial, con la quiebra de Thomas Cook, la incertidumbre por el brexit, el cierre de bases de Ryanair, la reapertura de destinos competidores, la pérdida de conectividad por el reajuste aéreo a nivel internacional y la quiebra de otras líneas aéreas como Air Berlín... Con todo, hemos cerrado el año con poco más de 15 millones de turistas, hemos reaccionado rápido, hemos intensificado la promoción, hemos trabajado intensamente en el aumento de conectividad aérea y el balance final es positivo. No tanto porque la pérdida de turistas no es cuantitativamente significativa, sino porque hemos demostrado una vez más que somos un destino turístico muy sólido, con grandes fortalezas, donde el sector empresarial y el público hemos ido de la mano ante las adversidades y, por encima de todas las cosas, porque los turistas nos quieren y siempre quieren volver. Son muy fieles a nuestro destino.

— ¿Qué lecciones ha aprendido de la crisis de Thomas Cook?

— Algo que ya sabíamos pero que, al ponerlo en práctica, hemos ratificado una vez más. La unidad. Y la diversificación, no sólo en el destino, sino en la contratación por parte de los hoteleros. No depender exclusivamente de un solo turoperador. Constatamos que caminar junto al sector empresarial y unir fuerzas ante las adversidades dio los mejores resultados. A los tres días de la quiebra de Thomas Cook ya habíamos arrancado el compromiso de los 15 millones del Convenio con el Estado para paliar los efectos de esta quiebra. Y en menos de un mes ya se habían recuperado una buena parte de las plazas aéreas, afectadas por la quiebra, con otras compañías con las que contactamos y que, por supuesto, supieron aprovechar el hueco que dejaba el mercado. No hay que olvidar que Canarias es rentable para las compañías aéreas. Pero el panorama de la aviación es muy dinámico y van cambiando los diferentes agentes. Hace doce años de las diez compañías que operaban en Canarias hoy solo hay cuatro. Lo importante es que la conectividad esté garantizada

—Las previsiones catastrofistas por el cierre del operador británico no se han cumplido ni de lejos. ¿Hasta qué punto cree que se aprovechó el impacto mediático para conseguir unas medidas de apoyo al destino que los hoteleros ya reclamaban desde mucho antes?

—No creo que se aprovecharan. Su reclamación y su alarma era lógica. Estábamos hablando del grupo Thomas Cook, que trajo en 2018 a Canarias 2,2 millones de turistas provenientes no solo de Reino Unido, sino de Alemania, de Bélgica, de los Países Nórdicos como Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia. Desde luego la noticia era para alarmarse. Afortunadamente supimos reaccionar rápido y a nivel empresarial en Canarias no hubo despidos, más allá de los despidos que realizó Thomas Cook como turoperador en toda España, que afectaron a 700 personas y 80 en las Islas. Los hoteles canarios más directamente afectados, porque dependían en su totalidad de la contratación de Thomas Cook, realizaron un Erte suspensivo hasta que reorganizaron la contratación y no despidieron a nadie.

—El desplome del turismo alemán mucho más impactante que el británico recuerda que Canarias sigue dependiendo del contexto internacional... ¿Qué estrategia se ha marcado para frenar la caída de los mercados tradicionales?

—La quiebra de Thomas Cook no afectó a la conectividad con Alemania, por ejemplo. Cóndor ha seguido funcionando plenamente gracias al préstamo puente que hizo el Gobierno Alemán a la compañía. El préstamo de 380 millones necesitó autorización de la Comisión Europea y el presidente de Canarias envió una carta de apoyo a todos los miembros relevantes de la comisión explicándoles lo importante que era Cóndor para Canarias. Lo que le intento explicar con esto es que trabajamos desde todos los frentes y las perspectivas para Canarias en cuanto a conectividad de cara a la temporada de verano son muy buenas, con un crecimiento en capacidad aérea. Por otro lado, la economía alemana se encuentra en un momento de desaceleración ante un panorama global muy incierto que afecta de lleno a su industria exportadora. El sentimiento económico ha estado empeorando desde el pasado año lo que se traduce en menor número de viajes y menor presupuesto para ellos. Al cierre definitivo de los datos de 2019 habremos perdido aproximadamente 400.000 turistas alemanes debido a todas estas coyunturas, pero es una cifra que se puede recuperar en parte en cuanto se reestructure el mercado aéreo o mejore la economía en Alemania. Canarias está intensificando la promoción en Alemania desde todos los frentes. Sólo para enero y febrero invertimos casi un millón de euros. En todas las campañas que se están realizando se le da a Alemania un mayor peso en la distribución presupuestaria del plan de difusión de cada una de ellas.

—¿Qué opina de la corriente que reclama límites a los precios en los vuelos entre Canarias y el resto de España?

—Tenemos que dar una pensada a cómo se realiza la intervención en el mercado para que se de el efecto que queremos conseguir, que no es maximizar las ganancias de las compañías sino que los canarios puedan volar en condiciones de igualdad con el resto de ciudadanos de España y los turistas tampoco vean incrementados sus costes al viajar. Existen otras posibilidades de ayuda y financiación y me parece positivo que se esté revisando esta fórmula.

—¿Cuáles son las debilidades en el destino al margen de la conectividad sobre las que hay que actuar con más urgencia para mantener la competitividad?

—Canarias trabaja desde hace años en la diversificación de mercados y en mejorar la segmentación, para que las Islas sean el destino escogido por esos perfiles de turistas que buscan el bienestar, donde no nos puede copiar Turquía o Egipto. Canarias sosteniblemente encaja con los valores del norte y centro de Europa, nos diferenciamos ahí. En la capacidad de proveer bienestar y sostenibilidad. Por eso estamos haciendo un esfuerzo en eso y en la transformación digital. Para ser competitivo hay que ser digitalmente puntero. Trabajamos no solo en la comercialización y promoción, sino en el uso inteligente de las tecnologías para mejorar el bienestar y la experiencia del turista en el destino. De hecho, 2,5 millones de euros del convenio con el Estado lo estamos destinando a la transformación digital.

—¿Qué expectativas tiene para este 2020? Me refiero a las previsiones de variación de las pernoctaciones, las ocupaciones, la rentabilidad de los negocios y el empleo en el sector.

— Fíjese que somos la región europea con mayor número de pernoctaciones, mejor ocupación, y una alta rentabilidad por habitación. Realmente esos son indicadores que no nos preocupan a priori. El empleo, aunque no es directamente de mi competencia, por supuesto que nos ocupa y trabajamos conjuntamente para que la riqueza generada por el turismo se extienda al resto de la sociedad y sectores productivos y, en ese sentido, genere empleo. Nuestras expectativas para 2020 son, como le he dicho anteriormente, trabajar en la mejora de la conectividad. Por ejemplo, con en el aumento de la temporalidad, es decir, rutas que solo operan en verano o invierno que operen todo el año. En la mejora de frecuencias en rutas que ya están operando; en que aumente la capacidad por avión; y seguir trabajando en la promoción y en la adecuada diversificación de segmentos ademas de aumentar el gasto medio.

—¿Le quita el sueño la desaceleración económica en Europa, con todos los riesgos que comporta para el destino canario?

— Manejamos todas las previsiones y por supuesto, si se consolidad esa desaceleración la gente tendrá menos dinero para viajar. La industria turística tiene muchas variables, se ve influenciada por muchos factores pero teniendo una buena previsión y capacidad de reacción Canarias demuestra su fortaleza como destino.

— ¿En este contexto (de desaceleración), que estrategias va a priorizar?

— Priorizamos la conectividad, porque sin aviones no hay turistas. Pero sin dejar de trabajar en la diversificación para abrir nuevos mercados y crecer done todavía podemos hacerlo porque no están afectados por coyunturas internas, como Hungría, Rusia, Francia, Italia, y mercado nacional, que está teniendo muy buen comportamiento y nos ha permitido compensar la caída de otros países. Intensificamos la promoción y, como le mencioné, la digitalización.

—¿Qué fichas planea mover en la Consejería para mejorar la regulación del alquiler vacacional?

—La regulación del alquiler vacacional se afrontará dentro del nuevo modelo turístico y se partirá del consenso y diálogo con todas las partes, y basándonos en estudios y criterios técnicos para potenciar sus efectos dinamizadores, mitigar sus externalidades y garantizar el bienestar social. Debemos partir y entender el alquiler vacacional dentro de un nuevo contexto de realidad económica, social y turística. Nuestra obligación como Consejería es regularla dentro del marco del ordenamiento jurídico español, teniendo en consideración la libre competencia, el derecho a la propiedad y pensando siempre en el desarrollo económico y social de nuestra sociedad. En esta modalidad alojativa confluyen varios agentes: los empresarios que se dedican al alquiler vacacional; los empresarios hoteleros y extrahoteleros; y turistas que demandan esta nueva modalidad alojativa. También tenemos que poner de relieve que no es solo competencia de esta Consejería abordar todos los retos que el alquiler vacacional supone, pues afecta a otras administraciones, tanto autonómicas como de ámbito estatal, insulares y municipales e, incluso, de la comunidad de vecinos y la Ley de Propiedad Horizontal.