Tendencia hacia la sostenibilidad

27/09/2019

En el sector hotelero y turístico se trabaja activamente para incorporar iniciativas en favor del medio ambiente y de lograr un turismo cada vez más responsable.

En la actualidad, los viajeros ya están más concienciados acerca de los efectos del turismo en el medio ambiente, por lo que muchos buscan un componente extra además de la aventura: un viaje ecológico que no perjudique a nadie.


En este sentido, desde las cadenas hoteleras se han puesto en marcha diferentes iniciativas para paliar, en la medida de lo posible, los efectos que puede tener su actividad en el medio ambiente. Por ejemplo, la eliminación de los plásticos, la concienciación sobre el uso responsable del agua en la ducha o del lavado de las toallas de la habitación, son algunas de las iniciativas más comunes en este aspecto.


Además, según un estudio del Instituto de Turismo Responsable, un 34% de los viajeros pagaría más por alojarse en un hotel sostenible.


Así pues, cuando se habla de un hotel sostenible se hace referencia a un alojamiento que, independientemente de su clasificación, categoría o ubicación, respeta el entorno y su biodiversidad, en un marco de ética permanente, sin destruir los recursos sobre los cuales el presente y futuro del turismo dependerá.


Por su parte, un hotel responsable va más allá porque pone énfasis en lo que los individuos y los grupos hacen para ocuparse de aquellos asuntos de sostenibilidad: atendiendo prioridades locales e informando de forma transparente lo que se ha hecho para atender esas prioridades. Los resultados y los impactos son las evidencias de todo ello.


Por tanto, a la hora de escoger un alojamiento turístico, en el que se quiera contribuir a optar por uno que tenga una política medioambiental precisa, habrá que tener en cuenta si llevan a cabo políticas en materia de sostenibilidad, energías renovables, reciclaje o de comercio justo, entre otros aspesctos.