Las fuertes nevadas obligan a cancelar unos 200 vuelos en Múnich y Fráncfort

11/01/2019

Las persistentes nevadas registradas en Múnich y en Fráncfort obligaron a cancelar este viernes unos 200 vuelos, mientras se extienden las alertas por la previsión de nuevas precipitaciones en amplias zonas de Baviera.

ETIQUETAS:

En la capital bávara quedaron anulados unos 90 vuelos, informaron fuentes del aeropuerto muniqués, mientras que en Fráncfort se estima que se cancelarán hasta 120 trayectos, lo que reproduce la situación de los últimos días, especialmente en lo que respecta a Múnich.

Son varios los distritos de Baviera donde las autoridades han activado las alertas y donde el ejército participa en las operaciones de suministro de alimentos y auxilio a la población afectada.

Algunas localidades de las montañas han quedado prácticamente aisladas por la acumulación de nieve en las carreteras regionales, de modo que únicamente tienen acceso a ellos los vehículos militares o los equipos de protección civil.

Un niño de siete años murió este jueves en Aying, junto a Múnich, al caerle encima un árbol que cedió al peso de la nieve, mientras se extendían las alertas a otros puntos de Baviera por el peligro de aludes.

Los equipos de protección civil y brigadas de soldados tratan desde ayer de liberar los techos de los edificios más afectados del peso de la nieve acumuladas, tras varios días de incesantes precipitaciones.

La circulación rodada ha quedado prácticamente cortada en algunas zonas de Baviera, lo mismo que el tráfico ferroviario regional.

Esta situación se ha extendido en los últimos días por una parte de Austria, Suiza y el sur de Alemania, donde algunas escuelas optaron por no abrir tras las vacaciones navideñas o han eximido a los padres de la obligatoriedad de que sus hijos acudan a clase.