La industria del turismo canaria se contagia del coronavirus

01/04/2020

La situación de descontrol por causa de la pandemia del coronavirus está afectando prácticamente a toda la actividad económica en nuestro país. Cuesta pensar en alguna industria que no se encuentre ya afectada significativamente por la rápida propagación de este nuevo agente infeccioso.

A continuación, vamos a hacer un breve análisis de la situación de la industria del turismo en nuestras islas, que se augura muy complicada como mínimo durante los próximos meses. Y es que se ha generado una tormenta perfecta: psicosis colectiva y restricciones del transporte.

Fuga de capitales masiva en el sector del turismo

La principal consecuencia del descontrol de la situación del coronavirus en nuestro país es la fuga de capitales, que está machacando a grandes y pequeñas empresas del sector del turismo. La situación queda claramente ejemplificada por el caso de Meliá, una de las grandes empresas del sector turismo cotizan que en el Ibex 35 y que está en caída libre desde el recrudecimiento de la crisis (ha perdido ya casi la mitad de su valor desde finales de febrero). Hablamos de una de las mayores empresas del país, con diversos hoteles ubicados en prácticamente todas las islas del archipiélago. Resulta indudable que, tras este desplome bursátil, las consecuencias se irán amontonando por el efecto bola de nieve. En caso de cuarentena obligatoria para todos los ciudadanos, resultan prácticamente imposibles de predecir.

Miles de empleos amenazados por la crisis del turismo

El descalabro financiero tanto de grandes empresas como de pymes del turismo tendrá como consecuencia inevitable el despido de trabajadores. A la pérdida de capitalización hay que sumar la situación de miedo que está haciendo que muchas personas cancelen los viajes vacacionales que tenían previstos y que limiten sus desplazamientos a los estrictamente necesarios. Las empresas turísticas se preparan para experimentar una gran merma en sus ingresos, ante un descenso tan repentino y acusado de la demanda de servicios turísticos. Ya están surgiendo las primeras voces regionales que exigen la adopción de medidas urgentes orientadas a paliar, en la medida de lo posible, la destrucción de puestos de trabajo en este sector tan vital para la economía canaria.

El bloqueo aéreo puede ser el golpe de gracia para nuestro turismo

Uno de los mayores miedos de las autoridades y de los hoteleros es que el bloqueo aéreo pase de ser una excepción a ser la norma, al menos durante los próximos meses. A día de hoy, con la prohibición de volar desde Italia, Canarias pierde 1300 turistas italianos diarios. Trump anunciaba recientemente la suspensión durante 30 días de volar desde Europa, lo que se traduce de facto en un bloqueo total de los viajes turísticos desde Estados Unidos. La pregunta que cabe hacerse ahora es la siguiente: ¿cuáles serán los próximos países en decretar un bloqueo aéreo?

<i>Fuente: Pixabay.</i>
Fuente: Pixabay.

La coyuntura actual de la epidemia del coronavirus no es muy halagüeña para Canarias. El BBVA prevé que nuestra comunidad sea una de las más afectadas a nivel económico, debido a la dependencia del turismo como principal motor económico de la economía de las islas. Los desplomes bursátiles generalizados de las empresas del turismo y los bloqueos de las rutas aéreas amenazan con dejar totalmente paralizada a toda una industria.