La Gomera consigue el premio nacional de Turismo Activo

18/02/2020

La isla de La Gomera recibe el Galardón Destino español de Excelencia para el Turismo Activo, otorgado por la Asociación Nacional de Empresas de Turismo, por su labor de promoción del sector, una alternativa de turismo sostenible en Europa Toledo a 18 de febrero de 2020.

En el marco de la Feria Internacional de Turismo de Madrid y al son del sonido de las chácaras y el tambor, la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA) entregó el galardón Destino de Excelencia para el Turismo Activo en España 2020, otorgado por primera vez en España, a la isla de La Gomera por «la labor de promoción y profesionalización de las empresas insulares de este sector económico», según argumentó Óscar Santos, presidente de la Asociación.

Este galardón supone un reconocimiento a entidades y empresas que trabajan por un turismo sostenible, más verde y activo, y motiva al tejido empresarial a entender que es una oportunidad de futuro para Europa. Así lo expresó la consejera de Turismo del Cabildo de La Gomera, María Isabel Méndez, quien señaló la importancia de las empresas de Turismo Activo para la promoción del destino es fundamental, especialmente un destino de naturaleza como La Gomera, ya que «no hay mejor manera de conocerla que a través de las actividades que se ofertan en consonancia con el medioambiente».

A medida que se extiende por los países europeos la ola de concienciación medioambiental, surgen nuevos movimientos que buscan la sostenibilidad en nuestras acciones. En esta encrucijada por buscar alternativas de movilidad sostenible en Europa, el Turismo Activo está posicionándose como una nueva forma de pasar las vacaciones respetando el medioambiente, ofreciendo experiencias personalizadas como alternativa al turismo de sol y playa. Como consecuencia, se redistribuyen las rentas y los flujos turísticos hacia las zonas de interior, revalorizando así el territorio en su conjunto.

El Turismo Activo combina la aventura, el ecoturismo y los aspectos culturales de un viaje de descubrimiento, contribuyendo así a valorar el entorno mediante la implicación directa del turista. Además, tiene un bajo impacto medioambiental, por lo que se considera ecológico, socialmente compatible y, al mismo tiempo, de alta calidad. Esto lo convierte en un elemento potencial por el que se debería apostar, ya que no solo contribuye a la movilidad entre países de la UE, sino que además pone en valor el lugar de destino.