Borrar
Gran Canaria recupera el turismo de manera progresiva. En la imagen, un selfi colectivo en Amadores. JUAN CARLOS ALONSO
Los hoteleros, con los pies en el suelo

Los hoteleros, con los pies en el suelo

El presidente de la patronal nacional, Jorge Marichal, dice que el verano se puede dar por bueno en comparación con las cifras del pasado año, bajo los efectos de la pandemia

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria.

Lunes, 27 de septiembre 2021, 00:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El sector hotelero vaticina un otoño y un invierno «muy duros» tras «el espejismo» del verano, que se ha sostenido gracias al tirón del turista nacional pero que ha sufrido la falta de reactivación de los mercados emisores internacionales, por lo que ha insistido una vez más en mantener «la red de seguridad» de los ERTE.

Así lo subrayó el pasado jueves el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Jorge Marichal, quien afirmó, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Efe, que el verano se puede «dar por bueno» si se compara con las cifras del pasado año, cuando se produjo una caída sin precedentes por la crisis sanitaria de la covid-19, pero que ha quedado lejos de los niveles prepandemia.

Marichal dijo que el sector mantiene «la esperanza» de que en la Semana Santa y el verano de 2022 se puedan «igualar o asimilar» los niveles de ocupación precovid, pero ha advertido de que el objetivo «se antoja difícil» si no se recuperan los mercados internacionales, puesto que el nacional «da mecha para un mes».

Acompañado del secretario de CEHAT, Ramón Estalella, y de representantes de la patronal asturiana Otea, Marichal dijo que la temporada «se ha ido apagando» y los destinos «vaciando» con la vuelta a los colegios y al trabajo.

Ha sido una temporada en la que el sector se ha sostenido gracias a que el consumidor nacional ha optado por quedarse pero en la que se ha echado en falta el turismo extranjero, puesto que de los 40 millones de extranjeros que suelen llegar a España en julio y agosto se ha pasado a solo 12.

El resultado es que ha habido zonas más dependientes del turismo extranjero que lo siguen «pasando mal» y en las que el 20 % de la planta hotelera permanece cerrada.

Todo ello se debe a que aún no se han recuperado los vuelos chárter y la conectividad aérea en general, ya que de las 40 conexiones con aeropuertos extranjeros y 300 destinos habituales se ha bajado a la mitad.

A ello se ha sumado también la caída del turismo de congresos, especialmente los que conectan con mercados de larga distancia como Latinoamérica o Asia, y de eventos al reducirse, por ejemplo, el numero de conciertos y otros eventos de ocio.

Sí ha habido zonas como el interior peninsular, la cornisa cantábrica, Galicia o algunos puntos de Andalucía en los que se ha registrado un turismo «igual o superior» al de 2019, pero otras como Baleares, la Costa Brava, Comunidad Valenciana, parte de la Costa del Sol o Canarias han sufrido la falta de reactivación del turismo extranjero.

En este contexto, ha remarcado que el sector necesita mantener los ERTE hasta el 31 de enero «no como palanca de reactivación, sino de sujeción», porque no existen «las condiciones de demanda necesarias para que el sector vuele solo».

Marichal reclamó que no se penalice a las empresas que se ven obligadas a continuar cerradas y a mantener a sus trabajadores en ERTE y ha mostrado su malestar porque, a siete días de que concluya el plazo para que finalice la vigencia de esta herramienta, aún se desconoce si se va a prorrogar o no, lo que impiden que los hosteleros se organicen.

«Esa red de seguridad tiene que funcionar», dijo Marichal, quien expresó la disposición del sector para garantizar el buen uso de esta herramienta, incluso para corregir alguna posible disfunción.

En su intervención, el presidente de la patronal ha querido desvincular a la CEHAT del retraso en los viajes del Imserso, puesto que los hoteleros ya llevaban tiempo advirtiendo de que si no se sacaban los pliegos «no se llegaba a tiempo».

Marichal insistió en que los retrasos no se deben a los recursos presentados, porque «las licitaciones siguen su camino» y no se han pedido medidas cautelares.

A juicio de la patronal, los viajes del Imserso deberían de ser «una de las palancas de recuperación económica», porque garantizan un retorno de 1,6 euros por cada euro invertido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios