El futuro del turismo debe ser sostenible

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canarias

El modelo turístico de Canarias se está transformando hacia una realidad más sostenible. Que esta evolucionando e innovando desde los tres pilares hacía una sosteniblidad de la región impulsada desde las administraciones públicas, los empresarios y la demanda del mercado cada vez más exigente con la calidad y su preocupación ambiental.

El turismo sostenible es aquel que tiene en cuenta los efectos de las actividades turísticas sobre la economía, la cultura y el entorno natural de cada región.

Canarias, es un archipiélago afortunado dentro de la región Macaronésica que cuenta con unas particularidades únicas en el mundo, es un territorio con un alto valor patrimonial, ambiental y sociocultural.

Es por estas razones que se apuesta por un modelo turístico sostenible para salvaguardar al territorio de los perjuicios naturales y culturales que la actividad turística poco respetuosa acarrea.

En el ámbito mundial el crecimiento turístico junto con el crecimiento demográfico y el crecimiento económico, bajo un modelo de economía lineal, han conllevado una ocupación desmedida del suelo, un incremento constante en el consumo de recursos, un aumento progresivo de la presión sobre los espacios ambientales y un incremento de los procesos de contaminación, debido al desarrollo de un economía turística que ha mostrado una escasa consideración por el medio ambiente y por la planificación de la sostenibilidad en los territorios.

Con este panorama actual y ante la situación de la pandemia provocada por la covid- 19, el modelo de oferta y demanda turística está cambiando, la diversificación de las motivaciones vacacionales de la población, el aumento de la conciencia ambiental entre la población canaria y entre los turistas que nos visitan así como el incremento de la oferta de otros destinos en el mercado europeo de invierno, están favoreciendo a que la oferta turística canaria, y en general el modelo turístico del Archipiélago, haya iniciado un claro proceso en pos de una mayor diversificación de sus productos, una mayor calidad en los servicios y un carácter más sostenible de la actividad. En otras palabras, en los últimos años se están poniendo las bases para la implantación de un modelo turístico diferente, basado en el incremento de los ingresos por turista y en la experiencia de mayor calidad en la actividad.

A este cambio del sector turístico, se suman las nuevas líneas estratégicas en la planificación y legislación desde las administraciones públicas como la estrategia de Transición ecológica que engloba el desarrollo, por ejemplo, de la ley de biodiversidad, de economía azul y circular, el PIRCAN y la puesta en marcha de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible. Todas estas regulaciones entre otras, están propiciado cambios en la ordenación y promoción que están empezando a calar en las iniciativas privadas para la puesta en marcha de una industria turística sostenible basada en ofrecer servicios de calidad, en entornos seguros y saludables fomentando la calidad de vida y el bienestar de la población local.