Turistas en Playa del Inglés. / C7

La FEHT elogia la coherencia política frente a la residencialización en suelo turístico

La patronal sostiene que estas propuestas ponen en riesgo el empleo en San Bartolomé de Tirajana

CANARIAS7

La Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo ( FEHT) de Las Palmas subrayó hoy la coherencia y consistencia argumental mostrada por las fuerzas políticas, tanto del grupo de gobierno como de la oposición municipal, que siguen defendiendo el uso turístico de los complejos extrahoteleros planificados y construidos para tal fin en San Bartolomé de Tirajana, frente a propuestas que pretenden destruir el principio de unidad de explotación, promueven la residencialización de las parcelas turísticas y ponen en riesgo la actividad económica y el empleo en el municipio turístico más importante de Canarias.

Sobre esta cuestión, la FEHT comparte los argumentos expuestos en el pleno celebrado ayer, 28 de octubre, por los portavoces del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Nueva Canarias (NC) y Agrupación de Vecinos-PP, que por una notoria mayoría rechazaron la propuesta en defensa de la iniciativa legislativa que promueve la liquidación del principio de unidad de explotación en los inmuebles turísticos, con graves y dañinas consecuencias para el desarrollo de esta actividad.

Para los empresarios del turismo, la posición de los tres grupos citados « defiende el interés general del municipio y el sostenimiento de San Bartolomé de Tirajana como destino turístico competitivo a escala autonómica, estatal e internacional», como ya ha quedado acreditado por estudios como el elaborado por el Instituto de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (Tides) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que ha cifrado en 591 millones de euros anuales (en estimaciones conservadoras) la merma de ingresos en la actividad económica provocada por el proceso de residencialización en complejos turísticos sólo en el municipio de San Bartolomé de Tirajana.

La FEHT subraya además que, como recordaron los portavoces de PSOE, NC y AV-PP, la actual regulación sectorial contempla una situación excepcional, articulada a través de la Ley del Suelo de Canarias, que permite el uso residencial para aquellas situaciones consolidadas antes del 1 de enero de 2017. Pero la misma norma autonómica es tajante respecto a la posible generalización de esta práctica, por las obvias consecuencias nocivas para la actividad de los compleios turísticos.

Por eso, cualquier intento de voladura del principio del principio de unidad de explotación, tal y como promovía la moción de Coalición Canaria (CC) en el pleno de San Bartolomé de Tirajana celebrado ayer, supone un precedente gravísimo capaz de provocar un daño irreparable a los complejos turísticos y al empleo en el municipio. Y, en particular, dañaría la actividad de explotaciones extrahoteleras constituidas por pequeñas empresas familiares de ciudadanos canarios que forman parte troncal del tejido productivo del turismo en San Bartolomé de Tirajana, y que están representadas por la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos (AEAT) de Las Palmas, integrada en la FEHT.