El destino canario afronta «retos de calado tras 7 años históricos»

13/07/2018

El turismo generó en las islas la cifra récord de 15.573 millones de euros, según constata el informe Impactur presentado ayer por el ‘lobby’ hotelero Exceltur. El empleo ligado directa e indirectamente al turismo representa ya el 40% del total

Canarias se enfrenta a «retos de calado» tras siete años en los que el turismo ha ganado protagonismo como «principal sector impulsor de la economía y el empleo». Es una de las principales conclusiones del informe Impactur Canarias 2017 que elabora el lobby hotelero Exceltur, y que presentaron ayer en Tenerife su presidente, José María González, y el jefe del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo.

El estudio destaca que la ganancia en términos de actividad económica generada para las islas por el turismo asciende a 5.419 millones de euros desde el año 2010, a un ritmo anual de 774 millones anuales. Este dinamismo turístico ha permitido que se creen 94.000 puestos de trabajos en siete años, «lo que ha compensado la pérdida de empleos en otras ramas de actividad». De ahí que la participación del empleo turístico sobre el total de la comunidad «haya pasado del 29,5% en 2010 al 40,3% en 2017».

El análisis pone de relieve que la actividad económica vinculada al turismo en el archipiélago en 2017 generó la cifra histórica de 15.573 millones de euros, un 7,4% por encima del «ya de por sí excepcional PIB turístico de las islas que se alcanzó en 2016 (+3,6% en términos reales). Este resultado se explica sobre todo «por el dinamismo del gasto de la demanda extranjera, la mejora del turismo español, especialmente el de los propios canarios, la dinámica inversora de las ramas turísticas y el gasto público comprometido».

El peso del turismo en la economía canaria se ha incrementado de manera continua desde 2010 «hasta representar al cierre de 2017 el 35,2% del total del PIB regional, lo que supone un crecimiento medio anual del 6,3%, frente al 1% de ritmo del conjunto de la economía de las islas».

Pero Exceltur advierte de que Canarias, que ha comenzado a perder visitantes este año, se enfrenta ahora a nuevos desafíos. Los principales son «la recuperación de los competidores, el proceso de desconexión de la UE de Reino Unido (brexit), el alza de los precios del petróleo, la gestión de la capacidad de carga de los destinos canarios o la transformación digital».

Las recetas de Exceltur para afrontar estos retos no son nuevas: «Apostar por el turismo de calidad, generar valor añadido en el destino, y elevar el gasto público relacionado con la actividad turística», que en 2017 alcanzó los 960 millones, un 3,5% por encima de los niveles de 2016.