Canarias se enfrenta al desplome del turismo alemán este invierno

07/09/2019

Las islas pierden 280.000 plazas aéreas en las rutas con el país germano al acentuarse la caída de la demanda vacacional. La competencia y el temor a la recesión frenan las compras turísticas

El paso de los meses no ha hecho más que confirmar el descalabro del turismo alemán en Canarias que se avecina para este invierno, ya a la vuelta de la esquina. Las aerolíneas han reducido un 17% las plazas aéreas entre el archipiélago y este destino, de manera que las islas contarán entre noviembre y abril de 2020 con casi 280.000 plazas aéreas menos que la pasada temporada alta para llegar desde Alemania.

Estos asientos representan el 95% del total de la capacidad aérea regular con el extranjero que las islas perderán este invierno, lo que refleja la dimensión del problema alemán en el destino canario.

Así, las compañías aéreas han programado poco más de 5,9 millones de plazas en sus conexiones internacionales regulares con Canarias, 294.000 menos que la pasada temporada alta, lo que implica una reducción global del 4,7% de la capacidad aérea, según los datos que maneja el propio Gobierno de Canarias a través de Promotur

Y en el caso de Alemania, los recortes de vuelos responden al descenso de las reservas turísticas, una tendencia que va en paralelo al aumento de la demanda vacacional en Turquía y Egipto. Pero no es el único factor en contra: las malas perspectivas económicas en el segundo país emisor de turistas hacia Canarias están acentuando la caída de las reservas vacacionales.

Gran Canaria es la isla más dagnificada, porque ve recortada su capacidad aérea con Alemania en un 21%, lo que representa cerca de 115.000 plazas menos que las disponibles el invierno pasado. Tenerife ve caer un 19% los asientos con el país germano (93.000 plazas menos); mientras que en Lanzarote bajan un 20,9% (cerca de 44.000 menos). En Fuerteventura solo se reducen un 4,6% (15.000 plazas menos).

En términos globales, Tenerife es la isla que menos notará el bajón alemán gracias a su menor dependencia de este mercado que otras islas: las compañías han previsto alli 2,3 millones de movimientos de pasajeros internacionales, solo 21.000 menos (-0,9%), gracias sobre todo a la subida de 55.000 plazas con Reino Unido.

Gran Canaria verá reducida su capacidad aérea regular con el extranjero en 116.000 asientos (-7%), y se queda con 1,51 millones de plazas programadas. Le siguen Lanzarote, con casi 1,1 millones de plazas en rutas internacionales (90.000 menos y un 7,6% menos); Fuerteventura, con 852.000 plazas (57.000 menos y un 6,2% menos); y La Palma, con 102.000 plazas (10.000 menos y un descenso del 9%).