Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
El viceconsejero de la Consejería de Turismo, José Sanabria (i), Jessica de León y el catedrático de la ULL Raúl Hernández, coautor del informe. C7

Canarias exigirá autorización previa para limitar el crecimiento de la vivienda vacacional

No bastará la declaración responsable para iniciar la actividad una vez se apruebe la Ley de uso turístico que entrará en el Parlamento en febrero

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 9 de enero 2024, 17:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Jessica de León, resaltó la importancia de comenzar el año dejando clara «la hoja de ruta a seguir» durante 2024, por lo que consideró esencial la elaboración del informe de 'Distribución y Concentración del alojamiento turístico en Canarias', el cual refleja que el 36% de la oferta alojativa de Canarias corresponde a plazas de vivienda vacacional. «Sin datos es imposible tomar decisiones, estamos ante «el inicio de la renovación del bloque normativo que tiene a la Ley de uso turístico de la vivienda como primera medida».

La Consejera de Turismo del Ejecutivo canario expresó que esta nueva Ley se va a fundamentar en dos sentencias, principalmente la que hace referencia a los apartamentos Cali de París, emitida por el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) y que explica que «en zonas que están tensionadas es claramente insuficiente la declaración responsable y habrá que irse a una autorización previa», indicó de León.

A su vez, anunció que ahora mismo su equipo, se encuentra respondiendo a las 5.078 alegaciones que se han presentado en el proceso de consulta pública sobre la Ley de uso turístico de la vivienda y que prevén tener un borrador de la Ley a principios de febrero, para iniciar su tramitación parlamentaria. Por lo tanto, el objetivo de renovar el bloque normativo, va en consonancia con otra de las líneas estratégicas que persigue la Consejería, dar relevancia al observatorio turístico gestionado por el viceconsejero del área, José Sanabria.

Pájara, Yaiza, Mogán, Tías, San Bartolomé de Tirajana y Adeje tienen más plazas turísticas que habitantes censados

En este observatorio, de León apuntó que existe «un claro cambio de paradigma». Antes, la política turística centraba todo sus esfuerzos en satisfacer al cliente que visitaba las islas pero ahora se trata de que «el cliente principal sea el residente. El observatorio lo que hace es medir todos los impactos de la industria centrándolos en la afección al residente con la sostenibilidad como el hilo conductor de todas y cada una de las políticas que emprenda la Consejería». El observatorio medirá el impacto económico social y ambiental de la industria turística con el residente como el principal cambio de paradigma y foco con el que medir la calidad del turismo que tenemos en estos momentos en Canarias.

El motivo, que cuando se vaya a fiscalizar el fenómeno de la vivienda después de otorgar el derecho al propietario «llegaremos tarde para inspeccionar y sacar esa vivienda porque ya se habrá tensionado el mercado». De León señaló que el informe ayudará a «diferenciar las que están tensionadas de las que no para que esa autorización previa exista y habrá que confluir con los ayuntamientos y los cabildos y ver en qué términos recoger ese requisito».

195.000 plazas vacacionales

El informe presentado por la Consejería de Turismo revela que las plazas de vivienda vacacional en Canarias suponen un 36% del total de la oferta alojativa, frente al 18% de los apartamentos y el 46% de los hoteles. La consejera explicó que «ya existen dos municipios en el Archipiélago en donde predomina la vivienda vacacional frente al alojamiento hotelero, como son Las Palmas de Gran Canaria y La Oliva, en Fuerteventura; una ratio que demuestra la necesidad de la regulación de la oferta de alojamiento turístico en la línea que está yendo Europa y el resto del mundo.

El informe, presentado este martes, constata que Canarias cuenta con 545.344 plazas de alojamiento turístico de las que 251.308 son plazas hoteleras; 195.994 son de vivienda vacacional y 98.042 corresponden a apartamentos tradicionales.

La consejera hizo hincapié en que «la expansión de la oferta de alojativa debe regularse para evitar tensiones como la falta de vivienda de alquiler ya que, si bien, la vacacional diversifica y complementa las otras modalidades, los hoteles y apartamentos están sometidos a numerosas pero el crecimiento de la vivienda vacacional no está regulado y, sus efectos, requieren de una norma específica», concluyó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios