Canarias demuestra su resiliencia turística

22/01/2020

Canarias mantuvo los 15 millones de turistas en un 2019 marcado por la desaceleración económica y la creciente recuperación de los competidores del Mediterráneo. El refuerzo de la promoción y la conectividad aérea serán los pilares en los que el destino se apoyará este año para mantener alto el listón.

ETIQUETAS:

El destino turístico canario seguirá intentando despejar en 2020 los nubarrones de la desaceleración económica en Europa, la incertidumbre por las consecuencias del brexit, y la recuperación de los competidores del Mediterráneo. El archipiélago afronta estos desafíos tras un 2019 en el que ya demostró su resiliencia turística.

El destino acumula dos años de caídas en la llegada de visitantes que se han traducido en 2019 en la pérdida de un millón de turistas respecto al histórico 2017, cuando se rozaron los 16 millones de visitantes. Pero el sector y las administraciones públicas destacan el mérito de un destino que ha sido capaz en 2019 de mantener los 15 millones de turistas, lo que demuestra, insisten, la capacidad de resistencia del archipiélago en un contexto desfavorable como el actual.

Las islas han sido capaces de superar la quiebra de Thomas Cook, en septiembre del pasado año, con un impacto mucho menos agresivo del que pronosticaron las empresas turísticas. Pero la pérdida de la agencia de viajes más antigua del mundo, que trajo a las islas a 2,1 millones de turistas en 2018, fue el detonante para que el Gobierno central en funciones presidido por Pedro Sánchez adoptara medidas urgentes de apoyo al sector que ya demandaban los hoteleros canarios desde hacía mucho tiempo atrás para afrontar el cambio de ciclo que comenzó en 2018.

Entre otras medidas, el Estado ha concedido 15 millones de euros a Canarias, lo que se traducirá en un aumento del presupuesto de la comunidad para promocionar el destino y reforzar las estrategias para recuperar la conectividad aérea, espina dorsal que mantiene erguida la actividad turística en las islas.

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, recordaba recientemente que «el cierre de las tres bases de Ryanair en las islas –que implica la pérdida de 170.000 plazas aéreas y la cancelación de 29 rutas en Canarias–, o el repliegue de Norwegian han generado a nivel europeo una pérdida de conectividad que afecta de forma especial a las islas, dado que es la única vía de llegada de turistas». Nada nuevo bajo el cálido sol del destino canario, cuya evolución, analizada desde una perspectiva temporal más amplia, confirma que ha sido capaz de seguir elevando el techo tras sobreponerse a las inevitables crisis que ha afrontado en las últimas décadas. La consejera de Turismo reconoce que a pesar de que la capacidad aérea de lo que queda de invierno y la del próximo verano continúa con cifras negativas respecto al año anterior, «poco a poco se recupera parte de la conectividad perdida de Canarias».

Con este objetivo se presenta Canarias en esta edición de Fitur que abre hoy sus puertas en Ifema: los representantes de Promotur se reunirán allí con operadores turísticos y aerolíneas como Volotea, Jet2, Vueling, EasyJet, Eurowings, Wizz Air, Iberia Express, Air Europa, Ryanair o TUI, así como con agencias de viaje de internet, entre las que se cuentan Edreams, Destinia o Last Minute-Rumbo, y operadores como Globalia y Via Sale.

Las grandes cifras del destino

Visitantes

Canarias cerró 2019 con algo más de 15 millones de turistas, unos 450.000 menos que en 2018, según los datos del Gobierno de Canarias. La pérdida de más de 600.000 extranjeros –400.000 alemanes– se compensó en parte con más de 200.000 turistas nacionales ganados.

Ingresos turísticos

La facturación del sector turístico en Canarias en los tres primeros trimestres de 2019 (último dato disponible) se quedó en 10.817 millones, un 8,8% menos.

Empleo en el sector

En el tercer trimestre de 2019 se contabilizaban 198.880 ocupados en el turismo, solo un 0,1% menos interanual.