Canarias busca soluciones para los turistas que se resisten a marcharse

25/03/2020

Los empresarios turísticos demandan medidas para los centenares de turistas que alegan que no disponen de recursos económicos para regresar a sus países de origen. El Gobierno ultima una orden para hacer frente al problema

El grueso de los turistas a los que pilló la alerta sanitaria por el coronavirus ha vuelto ya a sus países de origen, en un proceso de repatriación que se ha visto acelerado los últimos días tras la orden del Ministerio de Sanidad del pasado jueves 19 de marzo de dar un plazo de siete días para cerrar los alojamientos turísticos de toda España, dentro de las medidas para frenar la pandemia.

Pero tanto el sector hotelero como las administraciones públicas buscan soluciones ahora para los centenares de turistas que se niegan a marcarse del destino.

El vicepresidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, Tom Smulders, explicó ayer que la coordinación entre cabildos, Gobierno autonómico y consulados ha permitido una salida masiva y ordenada de los visitantes. Y queda ahora por concretar cómo actuar en los «casos de clientes que aseguran no tener ni cobijo ni dinero para volar de regreso a sus países de origen».

Estos turistas alojados en complejos que van a cerrar por obligación legal han pedido «clemencia para poder quedarse en ellos más allá de este jueves 26 de marzo», plazo límite que fija el Gobierno para la suspensión de la actividad.

Los empresarios turísticos y el Patronato de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, explicó Smulders, han consensuado que solo atenderán la petición de auxilio de aquellas personas «que demuestren con pruebas fehacientes que se han puesto en contacto con su consulado para pedirle su ayuda». La patronal y la corporación insular han adoptado esta decisión tras detectar casos de clientes que, sospechan, tienen recursos a su disposición para retornar a sus países, pero pretenden quedarse en las islas.

Smulders recordó que queda por aclarar tambié la situación de otros turistas alojados en complejos de apartamentos de uso turístico mixto, es decir, en los que conviven turistas de corta estancia con otros huéspedes con contratos de larga estancia. La patronal prevé que finalmente estos complejos mixtos van a permanecer «abiertos» de manera que se permitirá a estas personas cuya estancia estaba prevista hasta abril o mayo permanecer en ellos, «pero sin actividad turística alguna». Estos complejos turísticos «en muchos de los cuales casi la mitad de los huéspedes tienen su residencia semipermanente, oficialmente son complejos turísticos, y según la orden del Ministerio de Sanidad del pasado jueves, tendrían que cerrarse, pero en la práctica no se puede hacer», destacó Smulders.

Y de ahí la petición de la patronal a Madrid de que «se delegue al Gobierno de Canarias alguna potestad para agilizar la gestión en estos casos», según añadió el representante de FEHT.

Smulders destacó que ya han regresado a sus países de origen prácticamente todos lo que habían llegado a las islas con un paquete turístico, es decir, el 60% de todos los visitantes. También han sido repatriados la mayoría de quienes compraron directamente y por separado la estancia y el vuelo. Los que se vieron afectados por las cancelaciones masivas de vuelos, como hizo Ryanair, y sin alternativas para comprar billetes en otras aerolíneas han sido recolocados en aviones fletados por los gobiernos de sus países, como ha sido el caso de los países nórdicos, Reino Unido, Italia, Alemania o Bélgica.

Quedan por lo tanto varios miles de turistas -no existe una cifra oficial- que reservaron solo el alojamiento para estar la temporada de invierno y no habían concertado el vuelo de regreso, y que o bien han tenido dificultades para encontrar vuelo. o que aunque están en condiciones de irse, quieren quedarse. «Tampoco podemos olvidar a un pequeño número de turistas que tienen que permanecer en las islas por razones sanitarias, por el coronavirus o por otros motivos», precisó.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ultimaba ayer la publicación de una orden con medidas concretas para estos turistas que aún quedan en el destino, una situación que afecta a las 17 comunidades autónomas.