Borrar
Portada de este domingo del Sunday Times. c7

Los británicos llenan sus playas a la espera de viajar a Canarias

Las reservas de británicos para volar a España han subido un 400 % desde que el Gobierno de Reino Unido anunció la eliminación de la obligación de pasar cuarentena a la vuelta al país a sus nacionales vacunados que viajen a zonas ámbar (entre ellas España) a partir de mañana, lunes.

efe

Madrid

Domingo, 18 de julio 2021, 12:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A pesar de todo, del recrudecimiento de los contagios de la covid y de la marcha atrás en la eliminación de restricciones en buena parte de Europa por la quinta ola de la pandemia, las mayores facilidades de los británicos para viajar contribuirá a mejorar algo las previsiones del turismo español para el verano, como muestra el crecimiento de las reservas.

El Gobierno de Reino Unido mantiene a toda España en semáforo ámbar, lo que significa que al volver a su país deben hacer cuarentena, pero ha eximido de esta obligación a quienes hayan recibido la pauta de vacunación completa, aunque sí deberán someterse a dos pruebas de detección del covid, antes y después del viaje.

Desde que Reino Unido anunció el levantamiento de esta cuarentena las reservas han aumentado un 400 %, aunque partían de niveles muy bajos, han dicho a Efe fuentes de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).

35 millones de británicos vacunados

La evolución del turismo británico es clave para los números en España, porque se trata del primer emisor de turistas, con más de 18 millones de entradas en 2019, a los que ahora se levantan las restricciones para venir si están vacunados (unos 35 millones de ciudadanos).

Entre enero y mayo (últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística) apenas llegaron a España 130.000 turistas británicos, muy por debajo de los 6,25 millones de esos meses de 2019, de manera que, de ser el primer emisor, ha pasado a situarse en octava posición, por detrás de países como Bélgica, Suiza, Países Bajos o Portugal.

El gasto que dejaron los turistas ingleses en España en 2019 sumó 17.986 millones de euros. Su gasto medio se sitúa en 995 euros, algo por debajo de la cifra media general de los turistas internacionales (1.102 euros).

También el gasto medio diario de los británicos en 2019 fue algo más bajo que la media: 135 euros frente a 154 euros. Y la duración media de los viajes se sitúa en 7,4 días, en este caso un poco mayor que la media general (7,2 días).

Estos movimientos han hecho que desde el inicio de la pandemia de la covid el principal emisor de turistas hacia España sea Francia, habitualmente el tercero tras Reino Unido y Alemania, por la cercanía y las facilidades para llegar en automóvil.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios