Efe

El turismo ingresará casi 152.000 millones este año, al nivel récord de 2019

Exceltur advierte de que pese a la subida de precios de hoteles y transportes, los empresarios están perdiendo márgenes por el incremento de costes que están asumiendo

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

«Se ha desatado un furor viajero sin precedentes». Así define la buena situación del sector turístico uno de sus mayores representantes, el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda. Las previsiones de la patronal son optimistas: el PIB turístico cerrará el año con un 98% de actividad respecto al año récord de 2019, con 151.798 millones de euros de actividad, 10.000 millones más que lo que estimaron hace solo tres meses.

Y estas cifras se deben a lo bien que está yendo el segundo y tercer trimestre: «Pueden más las ganas de viajar que los condicionantes macroeconómicos», aseguran desde la patronal, que afirma que hay una «demanda embalsada muy fuerte» a raíz de la pandemia, lo que favoreció a Canarias en la primera parte del año y al resto de España desde Semana Santa.

Además, para el cuarto trimestre niegan los malos augurios de algunas voces que apuntan a que la inflación generará un estancamiento total de los viajes. Aún así, Exceltur vaticina una «ralentización» del crecimiento en la última parte del año. Así, tras un 1,1% de crecimiento en el segundo trimestre y del 2% en el tercero, el cuarto haya un descenso del 3,2%. «Las expectativas no son malas a día de hoy, aunque es verdad que el despunte del verano tendrá que convivir con un otoño más complicado», apuntó Zoreda durante la presentación.

Sobre los precios turísticos, la patronal no ha observado un despunte más allá que la tasa de inflación general (del 10,2% en junio, según datos del INE) en ninguna de las ramas del sector. De hecho, desde Exceltur aseguran que los empresarios tendrán que reducir sus márgenes de beneficios por el incremento de los costes energéticos y de las materias primas, que no están trasladando en su totalidad al cliente final.

Esto unido a los altos niveles de endeudamiento de muchas de estas empresas «después de que el sector haya perdido 174.000 millones por la pandemia», hace que la mayoría esté utilizando los ingresos generados en devolver créditos que comienzan ya a vencer.

«Caos» en los aeropuertos

Otra de las buenas noticias que dio la patronal fue referente al empleo, que alcanzó en junio en el sector niveles previos a la pandemia, un 0,6% incluso por encima del mismo mes de 2019, con solo 10.000 empleados en ERTE y reduciendo del 92% al 46% el número de contratos temporales firmados tras la aprobación de la reforma laboral, que valoraron «muy positivamente».

Eso sí, Zoreda advirtió sobre el «caos» que se va a producir este verano en los aeropuertos españoles con más afluencia de turistas extracomuniatarios, como son los británicos. Destacó los aeropuertos de Málaga, Palma, Tenerife, Las Palmas y, sobre todo, Madrid, donde consideró «urgente» solventar la situación de los controles de fronteras.