Tres de cada cuatro españoles cree que ahorrar es fundamental para vivir tranquilo

27/02/2020

La aseguradora Caser lanza una hucha digital para ahorrar cuando se paga algún producto a través del redondeo en las compras, colaboraciones con grandes firmas o aportaciones periódicas

ETIQUETAS:

Tres de cada cuatro españoles afirma que ahorrar es fundamental para vivir tranquilo, pero la realidad es que la realidad choca con este deseo por las dificultades a las que se enfrenta un ciudadano de renta media si quiere que sus ahorros suban, según el reciente estudio elaborado por Caser ‘Perfiles y Estilos de Vida ante la jubilación’.

Para ayudar en este proceso, la aseguradora ha lanzado Cling Cling, una hucha digital para personas de entre 30 y 50 años para ahorrar mientras se realiza algún pago a través del redondeo en las compras, el ahorro por medio de juegos, las colaboraciones con grandes firmes y aportaciones periódicas.

«Como industria tenemos que empezar a hacer cosas diferentes si queremos obtener resultados diferentes. La innovación y las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental y han contribuido de manera decisiva al desarrollo de nuevas herramientas de ahorro y a la sofisticación de las existentes, haciendo que el usuario pueda ahorrar de manera más sencilla, rápida e intuitiva», afirmó Juan José Cotorruelo, director de Vida y Pensiones de Caser durante el encuentro informativo ‘Ahorro por consumo: nuevas fórmulas para nuevos tiempos’ celebrado en Madrid.

Los expertos citados en el evento, entre los que destacaron Elisa Chuliá, experta en envejecimiento de la población de UNED; David Conde, consejero delegado de Coinscrap; Alberto Camino, director Comercial de WiZink; y Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS, coincidieron en que en los últimos años, si bien se ha avanzado mucho en este aspecto y los españoles parecen más concienciados con la necesidad de ahorrar para la jubilación, se debe continuar e intensificar los esfuerzos.

Chuliá aseguró que «la preferencia normativa por el ahorro existe en la sociedad española, según reflejan los datos de encuesta. Los jóvenes, los millennials, también tienen una actitud positiva hacia el ahorro. Ahora bien, muchos no pueden concretar en comportamiento esa disposición favorable porque no disponen de ingresos suficientes; otros sí podrían ahorrar en mayor o menor medida, pero no saben cómo hacerlo de una manera que no impida realizar otras preferencias de consumo importantes para ellos. Me parece acertado todo lo que incentive el ahorro, sin restringir la libertad individual, porque el ahorro procura seguridad ante situaciones futuras inciertas y, al final, redunda en beneficio de la persona, de las familias y del conjunto de la sociedad.«

Cómo captar el interés de los jóvenes

Por su parte, Paula Mercado explicó que es «muy necesario tener alternativas para captar el interés de los jóvenes y fomentar el hábito del ahorro, independientemente del poder adquisitivo que se tenga, no solo por parte de las instituciones educativas, también en la educación recibida en el núcleo del hogar».

Un aspecto importante es fomentar el ahorro y el consumo responsable; para ello la industria debe facilitar a los particulares productos sencillos y comprensibles que venzan las tradicionales reticencias que tiene el cliente español a la hora de ahorrar a través de productos financieros. En esa línea, David Conde aseguró que «al final, ahorrar es como ir al gimnasio. A todos nos parece loable y nos atrae el objetivo, pero ponerse a ello nos cuesta».

Asimismo, Alberto Camino, señaló que «las entidades financieras tenemos que ayudar a fomentar la cultura del ahorro mediante soluciones innovadoras y sencillas como es el ahorro por consumo. Este tipo de ahorro es una manera muy sencilla de ahorrar en el día a día y cada vez tiene más aceptación por el consumidor».