El sector del transporte es uno de los mas afectados por la escalada de precios desde que estalló la guerra. / C7

El transporte pide no pagar impuestos mientras dure la crisis de Ucrania

El precio del combustible, que supone el 50% del gasto del sector, se ha incrementado una media de 0,75 céntimos el litro en las islas desde enero

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La guerra en Ucrania está afectando a la economía de las islas y uno de los sectores que más se está viendo afectado es el transporte, sobre todo por el incremento del precio del combustible, que representa el 50% de su gasto.

Para paliar las consecuencias de esta situación, que ya les está pasando factura, los empresarios consideran que existe una herramienta importante que puede salir en su auxilio, que es la fiscalidad. En este sentido, la Federación de Empresarios del Transporte de Canarias (FET) reclama al Ejecutivo regional que les exima de pagar los impuestos del combustible hasta que finalice la crisis bélica. Para ello, el secretario general de la patronal del sector, José Ángel Hernández, indicó ayer que pedirán una reunión con el presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, el consejero de Transportes, Sebastián Franquis, y la consejera de Economía, Elena Máñez, para plantear su situación y analizar las posibles soluciones.

  • Precios disparados El litro de diesel costaba en enero 0,80 euros. Ahora su precio, según las islas, oscila entre 1,25 y 1,50.

  • Repercusiones La subida del combustible repercute en el transporte de mercancías, en el de viajeros y el turismo.

  • Empleo Aún no se ven sus efectos, «puede ser una línea que no habíamos contemplado ni en las peores previsiones».

Hernández señala que llueve sobre mojado porque ya entre enero de 2021 y enero de 2022, el diesel se incrementó en un 32%. Ahora, tras la invasión rusa, los precios se han disparado y actualmente oscilan entre el 1,25 euros el litro y el 1,50 euros dependiendo de la isla, cuando en enero era de 0,80 céntimos el litro, es decir que la media de aumento en la comunidad autónoma ha sido de 57 céntimos. Además, dice, «nos estemos acercando a la cifra psicológica de dos euros el litro, un precio que ya se alcanzó el jueves en la península, y no había sucedido nunca». Esta semana, detalla, en las islas se ha llegado a experimentar una subida 10 céntimos «de un día para otro».

Esto ademas conlleva problemas «sustanciales» en cadena, puesto que las empresas del transporte venían afrontando una política de renegociación de contratos con los principales clientes con anterioridad al conflicto de Ucrania «y ahora se tienen que volver a renegociar con los precios al alza», indica el dirigente de la patronal del sector.

En este momento, la repercusión más importante está recayendo en el transporte de mercancías, puesto que tiene efecto «multiplicador», tal como explica José Ángel Hernández, ya que «si sube el precio del transporte, lo hacen todas las mercaderías del comercio, industria, construcción, importación, etc.». Agrega que también se está viendo afectado «fuertemente» el transporte de viajeros y el sector turístico, que igualmente se está viendo obligado a subir los precios. «Es un momento delicado, porque se está intentando retomar el pulso de la actividad turística y lo menos favorecedor es hacerlo con los precios al alza», afirma.

Otra de las preocupaciones los empresarios del transporte es que esta situación pueda afectar al empleo, indica el secretario general de la Federación del Transporte de Canarias. Sobre todo, indica, se están encendiendo las luces de alarma en La Palma, La Gomera y El Hierro donde históricamente, el precio del combustible es de 20 céntimos más alto porque existe una sola operadora y por tanto, no hay competencia y, además, logísticamente es complicado abastecerlas.

Apunta al respecto que en algunos casos, los clientes locales no tienen la capacidad para asumir la subida del precio del transporte «y están cancelando contratos , y pone en entredicho la viabilidad de los puestos de trabajo». Aunque de momento y en cifras absolutas son números pequeñas «se están viendo problemas que podrían ser el principio de una línea que no habíamos contemplado ni en las peores previsiones».

Lo peor para los empresarios del transporte, apunta José Ángel Hernández, es que «aún se desconoce donde está el techo en esta escalada».

De momento no habrá movilizaciones

Los empresarios del sector del transporte le darán una oportunidad a la negociación con el Gobierno central antes de adoptar medidas de presión o llegar a la movilización en la calle.

Así, el secretario general de la Federación de Empresarios del Transporte de Canarias, José Ángel Hernández, señala que el Comité Nacional del Transporte por Carretera -en el que está representado el Ministerio de Transportes y las confederaciones de Transportes en toda España-, acordaron no convocar ninguna manifestaciones sin iniciar primero una fase de negociación, al tiempo que se ha desmarcado de la convocatoria realizada «vía redes sociales por una organización minoritaria».

Este jueves ya se formalizó una solicitud de reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y una de las cuestiones que se han puesto sobre la mesa para abordar el problema del sector es replicar el plan de actuación iniciado por Portugal. Se trata de inyectar, de manera excepcional distintas cantidades económicas a taxis, guaguas y camiones pesados mientras dure la crisis de los combustibles para contribuir a que la inflación en el país no se dispare.

Por otro lado, José Ángel Hernández considera que, «más allá del conflicto de Ucrania, se está produciendo una espiral especulativa en las bolsas internacionales». Argumenta que España, incluida Canarias, importa de Rusia un 5% del total del petróleo importado, «y no es normal», dice, «que comprando el 95% en otros mercados se estén produciendo estos incrementos que estamos sufriendo». A su juicio, se produce un «miedo escénico» en los parqués internacionales que provoca que los precios «estén tirando hacia arriba». En este sentido indica que han hablado con las principales petroleras suministradoras en Canarias «y ni ellos tienen una previsión de hasta donde puede llegar esto«.