Ultimátum de los sindicatos al Gobierno por el salario mínimo

Amenazan con endurecer sus posturas en el diálogo social si no abren la mesa para negociar la senda de subida del SMI para este año y siguientes

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Poco después de las declaraciones de las vicepresidentas sobre el salario mínimo interprofesional (SMI), los sindicatos se movilizaron en la calle bajo el lema 'Ahora sí toca' para exigir al Gobierno una subida del salario mínimo este año y para instarle a que derogue la reforma laboral del PP.

Pese a que estas protestas las llevan realizando mensualmente desde el pasado febrero, quisieron que la concentración de ayer tuviera una mayor trascendencia y, al igual que hizo la semana pasada la CEOE con la reforma laboral, lanzaron un ultimátum al Ejecutivo en lo que respecta al salario mínimo: o lo suben o endurecen sus posturas. Así lo advirtió el secretario general de UGT, Pepe Álvarez,frente a la sede del Banco de España: «Yo quiero advertir al Gobierno muy claramente: si continuamos con esta situación, nos tenemos que replantear endurecer el diálogo social».

Álvarez avisó al Ejecutivo que no pueden pretender que las organizaciones sindicales se sienten a negociar solo cuando él quiere. «No es el Gobierno quien dice solo qué es lo que hay que concertar o no. Y creo que tenemos autotidad para exigirle que se abra esa mesa, se abra ese proceso de negocaición porque el SMI afecta a los sectores más débiles de la sociedad», precisó.

El líder de UGT se mostró crítico con Calviño. «Tengo la sensación de que la propia vicepresidenta primera habla con ella misma y se contesta», afirmó. Álvarez recordó que la ministra de Economía prometió replantearse la subida del salario mínimo en julio en función de cómo fuera la economía. «La economía va como un tiro. ¿Qué es lo que tiene que pasar para que se suban los salarios?», reflexionó.

En esta línea, el secretario confederal de Políticas Públicas de CC OO, Carlos Bravo, incidió en que «nadie tiene capacidad de veto» y emplazó directamente al presidente a que acabe con «cualquier dicrepancia interna en el seno del Gobierno y se cumplan cabalmente con los compromisos del Gobierno de coalición y con esta legislatura».