Un trabajador de la construcción. / archivo

El salario medio se dispara a máximos pese a la pandemia

Se sitúa en los 2.038 euros brutos al mes, pero una tercera parte de los trabajadores cobra menos de 1.336 euros

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

La pandemia no ha hecho mella en las rentas de los trabajadores, probablemente gracias a los ERTE. Al contrario, sus ingresos se elevaron por encima de los 2.000 euros brutos al mes por primera vez en la historia. Así al menos lo refleja la encuesta sobre el decil de salarios del empleo principal que este martes publicó el INE, que sitúa el salario medio en 2.038,6 euros en 2020 tras rebotar un 2,8%, el segundo mayor crecimiento de la última década. Supone que los asalariados ganan de media 56,3 euros más cada mes que un año atrás.

Cabe destacar, no obstante, que la mayor parte de trabajadores no llega a estos 2.000 euros. Ni mucho menos. El salario mediano, que es el que divide en dos partes al colectivo de ocupados, se reduce hasta los 1.706,4 euros mensuales. Su incremento fue menos de la mitad que el salario medio: apenas un 1,3%, es decir, 22,1 euros más. Significa que la mitad de los asalariados ingresa más de 1.706 euros al mes, mientras la otra mitad gana menos.

En realidad, el grupo más numeroso, constituido por el 40% de asalariados, más de 6,4 millones de personas, tuvo un salario bruto mensual entre 1.336,6 y 2.295,2 euros. Luego hay un segundo grupo constituido por el 30% de asalariados que se encuentran en el tramo alto de remuneración, formado por unos 4.831.150 empleados que tuvieron un sueldo bruto mensual de al menos 2.295,2 euros en 2020. En la otra cara, otro porcentaje igual se sitúa en la zona baja, formada por otros 4,8 millones de personas que ganaron menos de 1.336,6 euros brutos mensuales en 2020. Es más, de los De esta cifra, 16,1 millones de asalariados, 3,22 millones ganaron menos de 1.134,15 euros brutos al mes en su empleo principal e incluso 1,6 millones obtuvieron menos de 820,19 euros.

Las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores con menor antigüedad en las empresas y los contratados temporalmente presentan los salarios más bajos, según se extrae de esta estadística. Así, casi cuatro de cada diez mujeres percibió un sueldo inferior a 1.336,6 euros mensuales, frente a uno de cada cinco hombres. El porcentaje de los jóvenes menores de 25 años que cobra menos de 1.336,6 euros al mes se eleva hasta el 61%, cifra que se reduce hasta el 24,6% entre los asalariados que cuentan con 55 años o más. De esta forma, el salario medio bruto de los jóvenes fue de 1.207,1 euros casi la mitad que el de los mayores de 55 años (2.361,2 euros).

Por su parte, el salario medio femenino se situó en 1.852 euros mensuales en 2020, por encima de los 1.773,3 euros de 2019, mientras que el salario medio de los hombres aumentó en 2020 hasta los 2.210,3 euros mensuales. De este modo, el sueldo medio masculino es un 19,3% superior al femenino, diferencia que se ha reducido tres puntos respecto a 2019, cuando esta brecha era del 22,5%. Las razones de esta desigualdad son que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres, según destaca el INE.

Temas

INE