El Gobierno convoca 926 plazas públicas para reforzar el SEPE

El Consejo de Ministros aprueba este martes por primera vez en la historia una oferta de empleo específica para este organismo público

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

El Consejo de Ministros aprobará este martes, por primera vez en la historia, una convocatoria de empleo público específica para  Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) con un total de 926 nuevas plazas que supondrá una inversión de 21,1 millones de euros, según adelantaron a este periódico fuentes del Gobierno.

Esta convocatoria supone un refuerzo de la plantilla del SEPE de más del 10% y se produce con el acuerdo entre la Administración General del Estado y las organizaciones sindicales CC OO, UGT y la Confederación Intersindical Galega (CIG), aunque con el rechazo del sindicato mayoritario en este sector, CSIF.

Las plazas ofertadas se dividen en 192 para el Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado y otras 734 restantes al Cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado.

Este incremento se suma a los 250 efectivos que ya se están incorporando, otros cien a cargo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y es independiente también de la convocatoria de 2022 que aportará mas personal al organismo. En total, 1.276 personas más se suman a una plantilla compuesta por 7.574 efectivos.

«El incremento de plantilla permitirá dar respuestas estructurales para que el SEPE pueda ejercer sus funciones como pilar básico del estado del bienestar», según recalcaron desde Moncloa.

Esta oferta se produce apenas un par de semanas después de que el Gobierno aprobara la nueva Ley de Empleo mediante la cual el SEPE desaparecerá para dar paso a la nueva Agencia Estatal de Empleo, que será la encargada de gestionar las políticas de empleo de todo el país y que, entre sus principales novedades, presenta el compromiso para ofrecer al menos una oferta de empleo, al menos una vez al año, a todas las personas inscritas.

Oferta «insuficiente»

CSIF considera «insuficiente» este incremento ya que el sindicato había solicitado una oferta extraordinaria para recuperar 3.500 plazas y cubrir «el déficit estructural en el organismo» en un plazo de dos años.

Desde esta organización denuncian que los nuevos efectivos suponen destinar apenas una persona por cada oficina de atención al público, sin contar el resto de unidades que dan apoyo a éstas, por lo que -inciden- «no se resolverá la grave situación que afronta el SEPE».

Desde diciembre de 2009 la plantilla se ha reducido en 3.674 personas, según datos del propio organismo. Además, se ha prescindido de los 1.500 interinos contratados como refuerzo como consecuencia del covid. A estas cifras hay que añadir el número de jubilaciones y otras bajas vegetativas que en 2020 se elevaron a 430 y que en el presente ejercicio se situarán en una cifra muy similar.