Dos trabajadores, en una fábrica. / ARCHIVO

Un 40% de las empresas tira de horas extras ante picos de producción

Solo el 30% contrata a más personal, en su mayor parte grandes empresas del transporte, e incluso un 35% no sustituye las bajas de sus trabajadores

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Cuatro de cada diez empresas españolas, un 40,5%, recurren al uso de horas extra ante los picos eventuales de trabajo para mantener la productividad, frente a otras soluciones como contratar más personal o dedicar recursos de otras áreas, que se emplean en mayor medida. Así se refleja en el Barómetro Adecco Outsourcing sobre productividad y eficiencia que se ha publicado este martes y que se basa en la encuesta a más de 2.000 directores, managers y mandos intermedios españoles.

En segundo lugar, el 30,5% indica usar la contratación (directa o con un tercero) y otro 29% menciona que la empresa recurre a personal interno de otras áreas, previamente formado, como maneras de actuación ante los picos eventuales de trabajo.

Son las empresas de mayor tamaño y las que operan en el sector transportes quienes, en mayor proporción que el resto, indican que contratan (directamente o con un tercero) ante picos eventuales de trabajo, frente a las empresas pequeñas y medianas (menos de 250 empleados) cuyo refuerzo se fundamenta en mayor media en el uso de horas extras.

En el mismo sentido, dos de cada tres empresas encuestadas (64,87%) declara que sustituye la ausencia de trabajadores, ya sea siempre (24,7%) o cuando las ausencias son superiores a 15 días (40,2%). Por otro lado, uno de cada tres indica que su empresa no sustituye a los trabajadores o que solo lo hace en casos excepcionales (35,1%).

A medida que aumenta el tamaño de la empresa se sustituyen las ausencias de los trabajadores que son superiores a 15 días en mayor proporción que las empresas más pequeñas, donde solo hay sustituciones en casos excepcionales.

El eterno debate del variable

Desde hace tiempo, existe en la sociedad el amplio debate de ligar salarios a productividad, aunque todavía son pocas las empresas que establecen sus políticas retributivas siguiendo este criterio., según señala este estudio. Concretamente, el 69% de las compañías señala que aplica la retribución variable sobre objetivos o productividad independientemente del convenio laboral de aplicación. Sin embargo, menos de la mitad (el 48,1%) lo aplica a todos los empleados vinculados en el proceso y el 20,9% solamente dirigido a los mandos. En el otro extremo, un 31% declara que en su empresa no se aplica retribución variable en función de objetivos o productividad.

Otra forma eficaz de mejorar la productividad es la formación. Por ello, más de dos de cada tres empleados (67,4%) indican que en su empresa se aplican planes de formación específicos con el objetivo de mejorar la productividad y eficiencia de los recursos humanos. En las empresas de tamaño grande o muy grande es donde, en mayor proporción que en las empresas de menor tamaño, se aplican planes para la mejora de la productividad y la eficiencia de las personas trabajadoras.

«España es uno de los países con menor productividad laboral de la OCDE, habiéndose además ampliado la distancia con el resto de los países en los últimos 25 años», señaló Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, durante la rueda de prensa de presentación. Blasco además apuntó que mientras el resto de estados aumentan la productividad en los ciclos económicos de crecimiento, aquí, en los momentos de crisis y recesión, la productividad es mayor que en los ciclos expansivos.

Temas

España