El 75% de los trabajadores de Correos secunda la huelga en Las Palmas

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CC OO) ha cifrado en un 75% el seguimiento de la primera jornada de huelga de los trabajadores de Correos en la provincia de Las Palmas, y que alcanza el 80% en el conjunto nacional.

EUROPA PRESS / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Estos datos han sido calificados por CCOO de "éxito rotundo", apuntando que oficinas como las de Corralejo o Antigua y Castillo en Fuerteventura; Playa Blanca o Tahiche en Lanzarote; y La Aldea o Telde en Gran Canaria, han permanecido totalmente cerradas, mientras que el resto de la unidades de la provincia "están teniendo un alto seguimiento de participación provocando gran número de incidencias en los centros por los retrasos en el ámbito de distribución".

Al respecto, indican que el "elevado respaldo" a esta huelga expone el "rechazo a la política severa" de recortes salariales del 9 por ciento, de 15.000 empleos fijos y de una "precarización desmedida" en derechos que ha convertido a la empresa postal pública "en pionera de la precarización", con un 35 por ciento de eventualidad y un 22 por ciento de tiempos de parciales, según informó CCOO en nota de prensa.

Asimismo, el sindicato señala que la Dirección de Correos y el Gobierno del PSOE hizo público su compromiso con los trabajadores de Correos en su etapa en la oposición, por lo que apuntan ahora, en su actual legislatura, "deben traducir y ejercer su responsabilidad con los casi 60.000 trabajadores y trabajadoras de Correos en un acuerdo plurianual con incrementos salariales, de empleo y de derechos".

En relación con ello, el sindicato calificó de "irrisoria" la propuesta de la empresa de la última mesa de negociación del pasado 29 de noviembre, advirtiendo que la huelga, previstas para los días 21 y 26 de diciembre, solo se desconvocará si el Gobierno central y la Dirección de Corres incluyen 15.000 empleos fijos para restaurar los puestos eliminados, la recuperación de al menos el 9 por ciento del poder adquisitivo perdido y la incorporación de fondos adicionales para incrementar las nóminas mileuristas y mejoras de la promoción.

Además, instan a incluir la provisión de puestos y derechos como la supresión obligatoria de trabajar en sábados al "ínfimo precio" de 2,54 euros la hora. Estas, señala CCOO, son las líneas rojas que el sindicato apunta como "esenciales" para la desactivación de la huelga.